Continúan las restricciones para las grandes industrias


El Comité de Emergencia para manejar la crisis gasífera que organizó el Gobierno con autoridades del Enargas (el ente que regula al sector), empresas productoras, distribuidoras y grandes consumidores decidió ayer por la mañana mantener las restricciones en el suministro a las grandes industrias y no cortar el abastecimiento a las estaciones de GNC.

Un factor clave inclinó la decisión: por la mañana, la protesta sindical en Tierra del Fuego, una de las principales provincias productoras, se había moderado, algo que permitió el restablecimiento del suministro proveniente de la planta denominada Cañadón Alfa, de la filial local de la empresa francesa Total Austral. Eso permitió que volvieran a inyectarse al sistema 21 millones de metros cúbicos diarios, que representan casi un 6,5% de la producción nacional de gas.

En segundo término, la mejora en las condiciones climáticas permitirá que hoy por la mañana amarre un barco cargado con gas natural licuado (LNG, según sus siglas en inglés) en el puerto de Bahía Blanca y mejorará las perspectivas de suministro para los próximos días.

El Ministerio de Energía y Minería, a cargo de Juan José Aranguren, confirmó ayer en un comunicado las mejoras en el funcionamiento del sistema. «El Comité de Emergencia convocado por el Enargas tomó la decisión de flexibilizar la instrucción de corte en la industria y llevarla al nivel de consumo mínimo técnico. La misma medida afecta a las usinas eléctricas», explicó.

Según la cartera de Aranguren, ayer se importaron 1800 MW/hora de Brasil y Uruguay (cerca de un 7% de la producción local de energía eléctrica). «En la medida que se normalice la inyección de gas al sistema argentino, se irán liberando consumos en todo el país», completó.

En la reunión de anteayer, el Comité de Emergencia había acordado que planteada «la situación de fuerza mayor, el riesgo de abastecimiento de la demanda residencial y la emergencia eléctrica» se restringiera el suministro a cero para las industrias, aunque respetando sus necesidades para cortar el uso del gas paulatinamente.

Además, se le ordenó a Gas Natural Fenosa que tenga disponible su planta de peak shaving (inyecta gas en el sistema en momentos críticos) en caso de ser necesario, y a Cammesa, reducir a 29 millones de metros cúbicos diarios el uso del gas para las centrales térmicas.

Varios reclamos gremiales convulsionaron al sector energético en los últimos días. El domingo por la noche trabajadores del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Cuyo iniciaron un cese de tareas que frenó la producción en la destilería de YPF en Mendoza .

El sábado por la tarde, en tanto, un paro conjunto de los sindicatos de Petróleo y Gas Privado de Chubut y Santa Cruz y de Personal Jerárquico y Profesional de Petróleo y Gas Privado de Patagonia Austral frenó prácticamente toda la producción de petróleo y gas de YPF en esas provincias.

Ayer hubo acercamientos entre el sector empresario y los representantes gremiales, por lo que se levantó el paro en Mendoza, en Salta y en Tierra del Fuego .

Desequilibrios en la electricidad

El secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, señaló que la duración de los cortes de suministro eléctrico «es de entre tres y cuatro veces» mayor al establecido por contrato con las distribuidoras, y admitió: «Los reclamos de la gente no son mediáticos, son reales: estamos totalmente fuera de equilibrio».

La Nación

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com