“En minería las mujeres aún no trabajan en igualdad con los hombres”


Laura Albornoz Pollman es la primera mujer directora de Codelco y brindó su perspectiva del sector desde una visión de género. Su experiencia y la toma de decisiones en una industria históricamente masculina.

-¿Qué significó para usted ser la primera mujer en dirigir Codelco?

-No sé por qué la presidenta Michelle Bachelet tuvo la idea de nombrar a una mujer en este cargo, pero era un desafío desde su primer gobierno. Yo nunca tuve temor, no sé si es porque las mujeres vamos más confiadas por la vida, seguras de nuestros cartones cuando hemos estudiado y sacrificado; eso tiende a generar mucha rabia y lo digo porque cuando me nombraron en el cargo, pese a ser abogada en la universidad más prestigiosa de Chile, ser académica de esa universidad, tener un doctorado con máxima calificación y tener una especialidad que tiene que ver con la minería, en el espacio virtual como el twitter ciertos sectores, no todos, cuestionaban de todos los nombramientos a la mujer: ‘Qué hace esta mina que trabajaba con minas ahora a cargo de los yacimientos mineros de Chile’.

-Existe un prejuicio total…

-Absolutamente y sigue existiendo hasta ahora. Por ahí el ciudadano pudo conocer mi trabajo en el Parlamento y en particular con las mujeres, aportes contra la violencia de género o las pensiones para las mujeres que realicen trabajo doméstico. Sin embargo los que hostigan lo hacen por twitter, me di cuenta que eran mayoritariamente hombres, teniendo estudios y titulados con la ingeniería o la minería.

-¿Percibió una actitud de competencia?

-Creo eran personas que sentían que les habían quitado un espacio.

-Eso quiere decir que la minería sigue siendo machista.

-Es otro público. Es la misma percepción que yo tenía con mi llegada en su momento al mundo parlamentario. Cuando yo llegaba al Congreso Nacional de Chile donde el 15% de los parlamentarios son mujeres y tú planteabas un proyecto de ley como aumentar el periodo de amamantamiento con sus hijos, todos los parlamentarios votaban a favor; pero si llegabas a pedirles igualdad salarial o algo que sugiriera autonomía frente a su cuerpo, la cosa era diferente.

-¿Al momento de la toma de decisiones una mujer es cuestionada?

-Creo que la sociedad aún no está disponible para una distribución de los espacios de poder. Todo aquello que tiene que ver con reforzar los roles tradicionales de la mujer está bien visto, pero lo que tenga que ver con espacios de toma de decisiones es complicado. En la industria minera posiblemente ingresar a la mujer como secretaria, como administrativa, en recursos humanos, está bien; pero anda tú a poner una mujer como jefa de Finanzas o como presidenta ejecutiva de Codelco o como presidenta del directorio de Codelco, ahí ya hay complicaciones. Y eso lo estamos viviendo muchas mujeres en carne propia que estamos en estos espacios que son pioneros.

-¿Qué debería cambiar para una apertura de este espacio?

-En Chile recurrimos al camino del convencimiento voluntario de la negociación, pero también hay otra ruta más corta que es la que se ha adoptado en Alemania, Holanda, Noruega y también Argentina, de cuota femenina para las compañías. Argentina lo tiene mucho para el parlamento pero ahora lo quiere ampliar más para la industria, como lo está haciendo Alemania y que ha sido aprobado recientemente en su parlamento. En ese país de aquí a cinco años más, las compañías que coticen en Bolsa no pueden tener menos de un 30% de mujeres directoras a cargo de los equipos directivos, si no es así la sanción es el término de su personería jurídica.

-Es un cambio impuesto desde la exigencia.

-Sí, es un disposición transitoria para acelerar el proceso, pero sí, lo que hace es presionar y si no se cumple sancionar. Porque la verdad que lo que percibo muy modestamente es que existe escasa voluntad de promover cambios.

-¿Es cultural?

-Sí en la cultura latina. Pero en un contexto de cambio climático, de necesidad de alimentos y recursos en el mundo, somos un continente deseable. Me pregunto entonces: ¿vamos a seguir funcionando con el esquema de hace un siglo? Tenemos que cambiar el switch, ser más productivos, proteger más el medio ambiente, reaccionar más rápido al calentamiento global, reaccionar mejor con las comunidades, en definitiva hacer un cambio que también incluye en tema de género.

-¿Se percibe modificaciones en la industria minera?

-La mujer en la industria minera aún trabaja a contrapelo de los esquemas tradicionales. Aún las condiciones de la sociedad no son adecuadas para desempeñarse en un contexto laboral, en minería las mujeres aún no trabajan en condiciones de igualdad con los hombres. Esto significa no sufrir hostigamientos, no ser ninguneadas por el trabajo que se desempeña, no ser puestas en duda en cuanto a nuestras competencias.

-¿Su aporte a la industria tiene que ver con lo del género?

-Lo del género es fundamental y lo atraviesa todo. Ya no puedo pensar en un Chile de hace 40 años odioso, discriminador, racista. A mí me toca presidir el Comité Corporativo y el de Sostenibilidad y espero haber dejado normas más claras en materia de sustentabilidad, en materia de prioridad y austeridad en el uso de recursos que además son del fisco y que nos pertenecen a todos los chilenos. Espero avanzar en proyectos estructurales con bajo precio del cobre y sacando de circulación aquellos vicios que han estado en la industria extractiva. Avanzar en estándares exigibles al interior de la compañía que nos posicione como una empresa moderna, no sólo por la inclusión de mujeres, sino porque se comporta de manera transparente y que además es capaz de proporcionar a los mejores niveles, un recurso natural que cuando es sacado del seno de la tierra no deja desierto a su alrededor.

 

– Le toca un momento difícil con bajos precios del cobre. ¿Cuál es el desafío en este escenario para Laura Albornoz?

-Tiene que ver con una mirada en la que hay que entender cuál es el giro del negocio, que es la producción del mineral claro está, pero el corazón de Codelco también es la sostenibilidad y la sustentabilidad de un país que vive a costa de la agro exportación y de la industria minera. Somos menos amplios que Argentina en cuanto a recursos naturales, entonces aquí el desafío es cómo administramos esos recursos y cómo lo hacemos bajo el respeto que nuestro entorno merece.

Cuyo Minero

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com