Pulseada por el litio: Enami vs Codelco


Las conversaciones con potenciales socios están bien encaminadas y podría incluso haber anuncios en los próximos días. Hoy Enami mantiene contratos de confidencialidad con a lo menos cuatro interesados. Estatal es propietaria del 4% del Salar Aguilar.

Pasos significativos está dando la estatal Empresa Nacional de Minería (Enami) para ingresar al negocio de la explotación de litio.

El organismo ya ha firmado a lo menos cuatro contratos de confidencialidad con potenciales socios chilenos y extranjeros para avanzar tanto en el intercambio de información como en la materialización de explotación de prospectos mineros.

“Hemos hablado con muchas personas, estamos bien avanzados, pero no tenemos nada concreto aún (…) En materia de litio debemos tener unos cuatro o cinco acuerdos (de confidencialidad)”, asegura el vicepresidente de Enami, Jaime Pérez de Arce.

El ejecutivo añade que los acuerdos son con chilenos y extranjeros, “algunos son con personas que tienen propiedades en los salares o con gente que es experta en el tema y que quiere invertir y asociarse, que tiene tecnología”. Las negociaciones están avanzadas y, según explica una fuente cercana al Gobierno, podría haber anuncios esta semana.

Dichos avances difieren de los que ha tenido la estatal Codelco, que -según la ministra de Minería, Aurora Williams- ha optado por aplazar la elección de un socio estratégico para 2017, y no para fines de 2016 como estaba previsto.

Según el cronograma inicial de la cuprífera, la estatal debería definir un plan de negocio en el segundo trimestre de este año e invitar potenciales socios estratégicos en el tercer trimestre, para recibir, analizar y adjudicar los estudios de factibilidad que permitan estructurar un proyecto técnico y económicamente viable. Sin embargo, todo indica que dicho cronograma se aplazará al menos un trimestre.

De todas maneras, se estima que Codelco no ingresaría antes de 2022 al negocio del litio, ya que aún se debe estudiar el recurso minero y construir un proyecto para su desarrollo.

Precisamente, el Gobierno presentó en enero la nueva política de litio y gobernanza de los salares, que entre sus pilares centrales plantea el ingreso de una empresa estatal al negocio.

“Tengo la impresión que a Codelco le interesa menos, a nosotros nos interesa más”, indica Pérez de Arce.

Desde Enami ven con buenos ojos el ingreso a este tipo de negocio por su crecimiento exponencial proyectado para la próxima década. Esto, porque entre 2020 y 2030 se proyecta un crecimiento aproximado de entre 15% y 18% promedio anual, impulsado principalmente por la industria automotriz.

A lo anterior se suma que Enami opera bajo una ley que le permite ingresar con más flexibilidad que otras empresas públicas a negocios distintos de su core, como sería el caso del litio.

“Enami, siendo una empresa pública, tiene mayor flexibilidad en término de los negocios en que puede asociarse o hacer distintas cosas. Su giro no está sólo circunscrito al cobre, sino a cualquier minería”, advierte Pérez de Arce.

Actualmente, la empresa es propietaria del 4% del Salar Aguilar, el cual tiene una superficie de 7.100 hectáreas. Se trata de pertenencias de menor envergadura que la que tiene Codelco, que mantiene el 100% del Salar Pedernales y el 18% de Maricunga.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com