Solicitada ONG UPVA: ¿Qué esconde Cemento Avellaneda?

La semana pasada, la ONG UPVA acompañó una medida judicial impulsada por el abogado Fabián Maggi para solicitar el cese de las obras que están teniendo lugar en terrenos del Tonelero, llevadas a cabo por la empresa Cementos Avellaneda S.A.

La semana pasada, la ONG UPVA acompañó una medida judicial impulsada por el abogado Fabián Maggi para solicitar el cese de las obras que están teniendo lugar en terrenos del Tonelero, llevadas a cabo por la empresa Cementos Avellaneda S.A.

La razón para impulsar esta medida es que la firma se encuentra efectuando movimientos de tierra en una zona afectada por una medida cautelar del año 2012 que impide cualquier modificación del paisaje en las parcelas donde actualmente está teniendo lugar la instalación de la cementera.

Desde nuestra organización queremos dar a conocer a la población el carácter irregular del otorgamiento del Certificado de Aptitud Ambiental por parte de la OPDS para que la empresa pueda poner en marcha las obras. Las mismas consisten en la instalación de una playa de arena, una planta de mortero y un playón de acopio de coque de petróleo a cielo abierto. Esta sustancia, también conocida como Pet-Coke, es un subproducto obtenido después de refinar el petróleo, se trata de un polvo negro, que se dispersa con facilidad por el viento, compuesto por altas concentraciones de azufre, níquel, cadmio, mercurio, y otros metales pesados, como el vanadio, todos elementos altamente tóxicos. Debido a la manipulación de esta substancia, la empresa de cemento se clasifica como Categoría 3, lo que significa que debería radicarse en el Parque Industrial COMIRSA ya que el cambio de zonificación aún no avala tales emprendimientos industriales en su locación actual.

También, queremos denunciar la falta de información que las autoridades municipales ofrecen a los ciudadanos, al hacer omisión de la presencia de tan peligroso material, así como también de los fines últimos que tiene la instalación de la planta de cemento. La misma proveerá, eventualmente, el material para la instalación del puerto de fertilizantes que impulsara el anterior gobierno y que apadrina el actual intendente.

Ante la total falta de consulta sobre los asuntos que afectan a la salud y al futuro de los ramallenses, nuestra organización ha resuelto llevar adelante un plan de lucha y movilizaciones que se irá dando a conocer en los próximos días, con el objetivo de salvar el sitio histórico del Tonelero, y exigir el derecho a decidir sobre el futuro que queremos para nuestra localidad.

 

Ramallo Ciudad

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.