El Ministerio de Bergman quiere participar en las inspecciones mineras


La intención es colaborar técnicamente en el momento de la inspección “para que sea más fructífera o porque hay provincias que carecen de cuerpo inspectivo suficiente”, indicó Javier Ureta, secretario de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

El funcionario precisó que el propósito es prestar colaboración y apoyatura técnica. Antes de finalizar el año, dispondrán de un equipo preparado para tal fin que está siendo formado conjuntamente con el Ministerio de Energía y Minería nacional. Ureta también se refirió al cierre de mina y a la Ley General del Ambiente.

“Se trata justamente de que los yacimientos mineros no son de fácil acceso y nosotros, más allá de que tengamos un cuerpo inspectivo que pueda tener movilidad para acceder a determinados sitios, plantas en general, los espacios de explotación minera necesitan una coordinación para poder acceder, pre avisar que uno está yendo, que se prepare la documentación previa a la inspección o la auditoria. La auditoria requiere no solamente de una visita física del inspector,  sino también de un análisis de la documentación de que la planta esté funcionando, de poder tener alguien que acompañe en todo el proceso para que explique el circuito. Entonces, hay que tener cierta conexión no solamente con el establecimiento o el sitio, sino con el organismo que lo controla que, en este caso, sería el Ministerio de Minería nacional o provincial”, detalló Ureta.

Poder observar una inspección en el momento mismo que se realiza, es una de las intenciones del Ministerio que comanda el rabino Sergio Bergman. “Para eso, se hacen protocolos que existen a nivel mundial en donde se establece cómo es el procedimiento a la hora de realizar una inspección, esos procedimientos se validan no solamente con el sector industrial sino también con los órganos de control, y a nivel país podemos llegar a tener una comparación de desempeño de la misma empresa en una provincia o en otra, o medir los estándares por sectores y poder entender así, de modo comparativo, cuál es la mejor práctica”, explicó el funcionario.

El Ministerio de Medio Ambiente nacional no tiene competencia para intervenir una industria, porque son competencias provinciales. No se tratarían de inspecciones propias del Ministerio de Medio Ambiente, “hasta  tanto no se haga una norma de aplicación nacional. La ley de residuos peligrosos si fuera de aplicación, es una ley de adhesión en tanto las provincias adhieren a esa ley. Nosotros tendríamos competencia de ir y fiscalizar exclusivamente el manejo de residuos peligrosos, pero no otra área. La competencia es estrictamente provincial, lo que nosotros estamos desarrollando, no sólo para la industria minera sino también para el resto de las industrias, es una cobertura técnica de colaboración para los instructores que consiste en la realización de un manual, capacitación, en donde los instructores se trasladan desde una provincia hasta otra para hacer una especie de intercambio. Estamos desarrollando un CRN para que los organismos de control puedan planificar sus inspecciones en la región, subir sus actas, siempre respetando las competencias interjuridiccionales”, precisó Javier Ureta.

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental comentó que cuentan con diferentes drivers a través de los cuales pueden realizar una inspección: una puede ser una solicitud de colaboración de la provincia, y la otra una ley que los habilite hacer esa inspección, en tanto tengan competencia. “Cualquiera de esas instancias, a nosotros nos faculta para poder ir a realizar una inspección, no así para una clausura. La única posibilidad de una clausura o una consecuencia sobre esa inspección es la ley que determina como autoridad de aplicación. En las otras instancias uno va con ánimo colaborativo”.

Más control, más tranquilidad

Ureta indicó que esta colaboración dará mayor seguridad a las comunidades en cuanto a cómo están operando las empresas mineras. “Esto es algo que la industria minera nos está pidiendo, de poder acompañarlos justamente para ayudarlos en la veracidad de su cumplimiento. Es decir, personalmente conozco que las industrias, que muchas veces son multinacionales, tienen estándares de cumplimiento mandatorios internos muy fuertes que inclusive superan los requerimientos legales que en el país les exigimos. La lejanía del yacimiento con la autoridad de control, hace que el inspector tenga que trasladarse y llegar a un espacio muchas veces aislado, hace que las inspecciones no sean periódicas, no sean frecuentes o no se realicen. Entonces, más allá del cumplimiento mandatorio que la empresa tiene, la laxitud en la periodicidad de la inspección o en la visualización del inspector, y el requerimiento efectivo del inspector al director de la planta, hace que muchas veces se genere esta descredibilidad, falta de conocimiento de la población.  Por eso es importante que nosotros, como autoridad de control, no solamente estemos para mejorarlo, sino para darle mejor contención a la industria porque hoy está un poco cuestionada por demás y se han dicho mentiras y falacias al respecto que nosotros nos debemos como autoridad de control dar mayor claridad al respecto”, señaló.

El funcionario dijo que están formando un equipo y que, según los cálculos, antes de fin de año ya estaría en condiciones de comenzar. “Estamos haciéndolo conjuntamente con Minería, no lo teníamos al equipo. Hemos definido los mejores técnicos en geología y química para que puedan ir por los diferentes yacimientos de la región, Chile y Perú, y entiendan cuáles son las mejores prácticas, se interioricen respecto a las normas nacionales y provinciales que los competen. Ya estamos trabajando de cara a 2017 con una inspección conjuntamente a través del Ministerio de Minería principalmente, para dar esta apoyatura”, explicó.

El cierre de mina, también

El Ministerio de Medio Ambiente nacional también está trabajando con Minería en el cierre de mina “para que no sea ni un costo imposible de fondear por una empresa, ni la ilusión de quienes quieren que se restablezca ese sitio  a su estado original. Lo que necesitamos es darle claridad a lo que es el cierre de mina, especificar en qué consiste, cómo se va a realizar. Es de los procesos más riesgosos de la actividad en sí misma, es la contención del drenaje acido que se puede llegar a generar en el tiempo. Poder acompañar a la industria para que lo sucedido en ese predio no sean impactos que se trasladen significativamente al ambiente, porque ya un impacto se realizó pero que no sean exacerbados y que definitivamente se traslade el impacto cero a la gente en términos de salud.

Ureta comentó que están abocados a reglamentar la Ley General del Ambiente que  “en parte habla de lo que es la actividad minera en sí, de lo que son los estudios estratégicos ambientales y ya el Ministerio de Minería está trabajando específicamente en normar lo que va a ser el cierre de mina, conjuntamente con nosotros”.

El funcionario macrista precisó que varios artículos de la norma no están reglamentados, por ejemplo, el Estudio de Impacto Ambiental. “Entonces, en el país hay provincias que lo exigen, otras que no, otras que hacen audiencia, otras que no hacen, digamos que es un problema.

Ureta adelantó que en el Estudio de Impacto Ambiental (en la Ley General del Ambiente) se preverá el cierre de mina en cuanto a la planificación inicial, pero que, de todos modos, “vamos a dar mayor luz a lo que es el cierre de mina en si con una normativa específica”.

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.