Jujuy ordena su minería y evalúa cómo obtener más ganancias


La Secretaría de Minería e Hidrocarburos de Jujuy continúa revisando el catastro minero para que las propiedades no sigan dormidas y cuando esté listo lo pondrán a disposición de manera on line. Serán estrictos con los plazos para que las áreas mineras se activen, de lo contrario, no descartan quitar concesiones siempre que la ley lo permita.

De acuerdo a datos de la repartición, en los últimos 15 años solamente 73 actores del sector presentaron Informes de Impacto Ambiental y, en su mayoría, son particulares y pocas empresas reconocidas en el mercado de la exploración. Otro dato que maneja la Secretaría es que, en el mismo período, se aprobó únicamente el 35% de los Informes ambientales que estaban en poder del área.

El gobernador Gerardo Morales, quiere que su provincia incremente sus arcas y está poniendo sus fichas en la industria minera. El secretario de Minería e Hidrocarburos, Miguel Soler, tiene a cargo la tarea de que la actividad despegue en Jujuy, mirando más allá del potencial del litio, buscando el consenso con los pueblos originarios y sin dejar de seducir a los inversores.

“Hemos estado reunidos con muchísimos embajadores: Australia, China, Bélgica, Holanda, Ucrania, de todos lados. Las preguntas del 99% de ellos son por litio. Todo el mundo viene por litio y nosotros somos más que litio, somos litio y otros metales. Las posibilidades concretas de inversión actuales son por exploración y las propiedades están todas tomadas. Hay que hacer cumplir la ley y el Código de Minería, y decirle a una persona que esté arriba de un salar o de un polimetálico que le quedan trescientos días para perforar y, si no, se va”, precisó Soler. El funcionario considera que el catastro minero “que estuvo escondido los últimos quince años”, servirá para resucitar la minería jujeña.

“No transparentar la información da lugar a un montón de malos manejos.  Están habiendo denuncias internas por el tema de catastro y cuando terminemos la evaluación probablemente haya algo”, comentó. Si en el proceso de ordenamiento del catastro se detectan situaciones irregulares que ameriten una denuncia penal, no dudarán en exponerla.

“El catastro minero no tenía un movimiento ágil, por lo tanto había varias propiedades mineras que estaban detenidas mucho tiempo y siguen estándolo sin que sea ganancia para la provincia en cuanto a que haya fomento a la explotación, mayor conocimiento de nuestro territorio y la posibilidad de alguna ocurrencia mineral. La razón por la cual recurrimos al catastro fue porque tuvimos sabotaje interno, nos borraron los datos, había expedientes perdidos, áreas que no estaban legalmente liberadas. Estamos revisando nuevamente expediente por expediente”, detalló Miguel Soler.

De acuerdo a lo expresado por el titular del área, no tener en condiciones el catastro desencadenó burocracia en los trámites de exploración. “No se han podido sacar los oficios de la Unidad de Gestión Ambiental Minera (UGAM), necesarios para iniciar el proceso y eso ocasionó demoras”, dijo Soler. El promedio de respuesta de un Informe de Impacto Ambiental ronda el año o dos y la intención es reducir ese plazo.

“El personal venía trabajando con instrucciones que no eran las adecuadas. Había maneras de frenar un expediente, un Informe de Impacto Ambiental, por medio de formas que no eran notificadas al particular o a la empresa que lo presentaba. Entonces, eso hacía dormir un expediente mucho tiempo.  Vamos a ir acomodando las bases de datos y dialogando bien con los particulares y las empresas para que nos ayuden presentando las cosas serias, y rechazándolas en cinco días como corresponde en el caso que vengan mal presentadas”, señaló el titular de Minería.

Soler reconoció las intenciones del gobernador Morales de que la provincia incremente la porción de la torta de la renta minera. El rumor que circula entre el empresariado es que subiría la participación que tiene la empresa provincial JEMSE (Jujuy, Energía y Minería Sociedad del Estado) en los próximos proyectos mineros que, actualmente, es del 8,5% en dos emprendimientos de litio.

“El gobierno está buscando  la forma de que la renta minera sea mayor para la provincia. Yo entiendo que el gobernador lo está evaluando. La intención es que la ganancia sea mayor a un nivel tal que no asuste o espante al inversor.  La idea de porcentaje yo no la estoy manejando. La idea que está manejando el gobierno es con un aporte de plata, es decir, comprar una parte del proyecto y con esa parte del proyecto levantar más. Pero es una estructura de negocio que yo no manejo”, indicó, sin dar demasiadas precisiones.

Consultas públicas sí, pero no vinculantes

“Cuando uno comienza a charlar bien con las comunidades, se da cuenta que muchas si están de acuerdo con la minería. El 80% del reclamo de las comunidades no es minería, sino salud, educación, trabajo y después discutimos lo demás. El abandono que hubo  de la gente ha sido monstruoso y, ante ese abandono monstruoso, a cualquier empresita chiquita que empezaba le pedían el oro y el moro.  Las empresas se abusaban y a partir de dádivas lograban hacer cosas. Estamos articulando los trabajos con el Ministerio de Medio Ambiente y la Secretaría de Pueblos Indígenas, organizando distintas inspecciones en conjunto a los proyectos mineros. Y lo que estamos hablando es el concepto de que las consultas públicas no deberían ser vinculantes. Lo que pasa es que más allá de que sean o no sean vinculantes, la idea es no forzar a nadie en una decisión”, sostuvo el secretario de Minería e Hidrocarburos de Jujuy.

 

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com