“Prefiero huevazos y no la falta de transparencia de la gestión anterior”


 

El geólogo y empresario minero sanjuanino dijo que con el incidente de Veladero del 8 de septiembre pasado hubo un problema de comunicación.

El presidente del Grupo de Empresas Mineras Exploradoras de la República Argentina (GEMERA), Ricardo Martínez, criticó a la minera Barrick porque dijo que hay gente que “no sabe nada de minería”. En el programa “A todo o nada”, de Radio Sarmiento, el profesional analizó el incidente ocurrido en Veladero y dijo que hay que trabajar para mejorar los controles. También sostuvo que en Jáchal hay gente que no pertenece al departamento, pagados por “una maquinaria infame”, según sus palabras. Sobre la decisión de suspender la actividad en la mina por parte del Gobierno, analizó que es un tema preocupante si la medida se llega a extender en el tiempo.

-¿Qué reflexión le merece lo que ha pasado por estos días?

-Un poco de frustración porque uno trabaja en muchos frentes, en mi caso en varias actividades a la vez, y me dedico de corazón a la exploración minera.

-¿Cree que con las decisiones del gobierno de Macri lograrán revertir esa situación?

-Puedo decir que la semana pasada tuvimos un encuentro en Salta de todos los mineros del sector de la exploración, que fue el Mining 2016, y si bien no se puede hablar de un boom, estaban los ánimos bastante positivos en cuanto a que se está moviendo el mercado de pases en el campo de la exploración.

-¿Esto que ha pasado es un retroceso?

-Creo que hay que seguir peleándola y sostengo conciente y fielmente que la provincia no tiene salida económica para 800 mil o un millón de sanjuaninos, que es lo que vamos a tener próximamente, si no hay un futuro en la minería. Por eso hay un proyecto de ley de sustentabilidad de la minería y otra serie de ideas que desde las cámaras, incluso de GEMERA, hemos estado aportando, porque estamos colaborando con el Ministerio de Minería, con el Gobernador, pero por ahí hay decisiones que se toman en soledad o con algunos malos consejos que también es bueno criticarlos con un criterio constructivo.

-¿Cómo cuáles?

-Creo que en en el caso del accidente del jueves 8 hubo un problema serio de comunicación, otra vez más, porque fue mal informado, mal reportado, tanto por la empresa como por los propios inspectores que supuestamente estaban en la mina. Y también fue mal manejado internamente en la empresa y en el Gobierno. Perdimos una excelentísima oportunidad de haber salido en conjunto, las empresas, las cámaras y el Gobierno a presentar el resultado de una investigación concreta de un incidente que puede ocurrir, porque para eso están las medidas de mitigación y los inspectores de control, y haber presentado un esquema muy ordenado y respetuoso de la ley con todos los elementos que se hubieran debido acopiar o compilar en un informe. Además, era una excelente forma de haber celebrado el primer aniversario de aquello que sucedió y que fue festejado en Jáchal de otra manera por poquitos jachalleros y un montón de foráneos pagados o alimentados no sé por cuál maquinaria infame para venir a tener esa conducta en contra del departamento, en contra de los sanjuaninos y hasta contra la integridad física del Gobernador.

-¿Le parece que la gente no le cree al Gobierno?

-Me da la sensación de que no le cree y ahí empiezan a titubear con las decisiones. Si no mejoramos la credibilidad de nuestros departamentos de control propios y si no mejoramos la capacitación y la retribución a ese personal, vamos a seguir teniendo camionetas paradas porque no habrá gente para subir a la cordillera.

-Si ya tuvimos esta experiencia un año atrás, cuesta creer que casi las mismas personas hayan repetido los errores…

-No conozco la información oficial, pero puedo decir que lo que sucedió, que fue que un planchón de hielo o de nieve compactada se deslizó y apretó un caño, porque he estado en proyectos de lixiviación en Canadá, sucede diariamente.

-¿Cree que el error fue político?

-Hay un tema muy grueso, que siempre lo he dicho y lo voy a seguir repitiendo: cuando el concepto de un incidente medioambiental relacionado a un tema minero pasa el último informe técnico y el receptor del otro lado no lo entiende porque no es una persona con conocimientos en la materia, pero además se contratan consultoras ajenas al ambiente local, que tratan de apelar a otros sentimientos de la sociedad, terminamos cometiendo errores. Yo sé que el comunicado de Barrick no se redactó en San Juan.

-O si se hizo acá tuvo un chequeo foráneo. Por eso da la sensación de que los técnicos actuaron bien, pero los que fallaron fueron los actores políticos, tanto de la compañía como en el Gobierno…

-Estamos de acuerdo, pero lo que tenemos que hacer todos es fortalecer el aparato de control.

-¿Cuánto se retrocede con esto?

-Esa es mi frustración porque como en el juego de la oca, con un dado mal tirado se retroceden varias posiciones. Ibamos en un escalonamiento que comenzó con la eliminación de las retenciones, siguió con la decisión de volver a la ley de inversiones mineras original e incluso el Presidente habló esta semana en el mini Davos de la minería como uno de los pilares de desarrollo de la Argentina. Pero luego nos encontramos con toda una maquinaria de prensa, que no es seria en lo nacional y que además trata estas cuestiones como si nosotros fuéramos inconcientes asesinos. Para colmo, no hay una respuesta de nadie, porque a nivel nacional se va a decir que en Jáchal se envenenó el agua y encima todos los jachalleros van a aplaudir.

-¿Todos los jachalleros?

-Al menos gran parte de ellos, que están en contra de esta industria y que han permitido que un pequeño grupo, muchos de ellos llegados desde Buenos Aires, hayan hecho lo que hicieron y no hayan intervenido.

-¿Quién los manda?

-Creo que acá hay cuestiones políticas, una maquinaria de queja nacional, que se suma a un descontento por la situación inflacionaria, con un montón de gente que se acostumbró a trabajar poco y cobrar mucho.

-¿Qué es mejor desde lo político, este liderazgo de ir a poner la cara o el otro de decir no pasa nada y hablar con los medios y la gente para que no se divulgue nada?

-Me quedo con la conducta de este Gobierno. Me parece que hubiera ayudado más si el Gobernador hubiera ido con los resultados de los estudios en la mano. Me parece que lo que le pasó al Gobernador él lo va a tomar como una anécdota y podrá volver a Jáchal muchas veces para ser interpelado, pero con respeto.

-Como Uñac provenía de un departamento productivo había temor en el sector empresario porque pudiera desatender el sector minero. ¿Ocurrió finalmente eso?

-No, de ninguna manera. Cualquier gobernador, cualquiera sea el departamento del que provenga, no puede ir a privilegiar alguna industria en particular y quiero negar que el exgobernador Gioja haya privilegiado al sector minero. Por el contrario, cuando estuve al frente de la Cámara Minera dije que el señor Gioja, cuando era gobernador y apareció el tema de las retenciones mineras, estaba borrando con el codo lo que había escrito con la mano. Creo que el primer gobierno de Gioja y toda su acción legislativa anterior fueron de altísimo efecto positivo. Pero no todo fue el arbitrio del exmandatario sino que también fue el producto de lo que generó un grupo de profesionales del área desde la época de Cavallo, cuando se generó la ley de inversiones mineras. En ese entonces, todos los mineros contribuimos para que los legisladores nacionales, uno de ellos Gioja, aprendieran de minería y resulta que esos alumnos se convirtieron después en decanos de la minería. Y cuando la ley de inversiones mineras empezó a tener los problemas y nadie defendía esa posición, nosotros reclamábamos que nuestro interlocutor válido fuera el que tomara esa posición política y nunca lo hizo. Más aún, prefiero los huevazos al Gobernador y no la falta de transparencia de la gestión anterior.

-¿En qué aspecto?

-En todos los fondos que se generaron en la provincia producto de la minería y que hoy deberían estar volcados al sector de la sustentabilidad productiva en San Juan.

-Estamos hablando del pago de impuestos y hasta de las famosas regalías.

-Así es, por ejemplo lo que hizo el intendente Marinero tiene una escala, y en San Juan tiene una escala muy superior. Lo que fueron veredas y cordones en Iglesia, fueron algunas obritas en San Juan, pero ¿y el resto?

-¿Cómo cayó la decisión de suspender la actividad de la mina?

-Creo que también fue apresurada, pero hay que evaluarla en función de un escenario. También hubo algunos exabruptos que ocurrieron en una reunión en el Senado por el tema de la escombrera.

-Según lo que se conoce, todo se generó a partir de una conversación entre los senadores (Ruperto) Godoy, (Roberto) Basualdo y creo que también (Eduardo) Cáceres y parece ser que fue Godoy el que informó a varios referentes de la Asamblea Jáchal no se toca de lo que había ocurrido en la mina.

-Por eso hablé de una cuestión política…

-¿Hay equipos técnicos suficientes para controlar la minería?

-Yo le pregunté a Marcelo Ghiglione si estaban mejor que antes y me contestó que no.

-En particular el ministro Hensel se había comprometido a reforzar a la comúnmente llamada Policía Minera…

-Hace falta mejorar los controles y dar transparencia en todo lo relacionado a la minería.

-¿Puede llegar a complicar inversiones futuras la decisión del Gobierno de suspender la actividad en Veladero?

-Hay que estar en el lugar y tener todos los detalles para tomar esa decisión, pero creo que es entendible la resolución de cerrar la mina hasta conocer los resultados de los informes.

-Si pasan los días y no se levanta la suspensión, ¿se puede complicar?

-Puede complicar y más si esto es repetido si por cualquier presunción se suspende la actividad en la mina.

-¿Da la sensación de que la respuesta de Uñac fue más política que técnica, o no?

-Creo que fue por una reacción política y por lo de Jáchal. Eso sí es preocupante para los mercados internacionales porque se entiende que la fiscalización debe ser independiente y sin ninguna tendencia y cuando hay tendencias impuestas desde la política se tergiversa todo.

-¿Cree que esta situación puede llegar a complicar una futura inversión para reactivar Lama?

-Espero que no y confío que no vaya a ser así.

-Según lo que conoce, ¿hay buenos o malos profesionales trabajando en la compañía?

-Lo que me asombra y me disgusta es el altísimo esquema de rotación que ha tenido Barrick en toda su historia, en todos los niveles. Los liderazgos se construyen, no se direccionan, y en eso Barrick adolece seriamente de liderazgos porque ha ido descartando gente muy valiosa.

-¿Van a sancionar a Barrick desde la Cámara Argentina de Empresarios Mineros?

-Está bajo análisis, hay distintas posiciones, pero todavía no hay nada decidido.

-La falta para usted estuvo en la comunicación, no en la ingeniería…

-Si la ingeniería está mal hecha es fácil de resolver, pero si la comunicación está mal y con gente que no sabe de minería es difícil de arreglar.

-¿Qué quiere decir?

-Que en Barrick hay gente que no sabe nada de minería y tomando decisiones a niveles muy altos.

Diario de Cuyo

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com