Joseph Grosso: Una vida de grandes hallazgos

Joseph Grosso hace más de 20 años que llegó a la Argentina, país que se convirtió en su segundo hogar luego de Canadá. Es sin duda un grande de la minería, un explorador con todas las letras, pero le gusta definirse como un “hombre de negocios”. Entre sus descubrimientos mineros están Gualcamayo, Navidad y el gigante Chinchillas.

Acepta el titulo de precursor en la minería porque asegura haber pasado todas las pruebas: desde montar una mula para llegar a lugares recónditos de la Cordillera argentina, hasta dialogar con aborígenes y comunidades locales para acercarles la inmensidad de un sector para ellos  desconocido.

Joe, como le dicen sus amigos, no solo es un pionero de la minería en Argentina, tiene una historia de emigración que no todos conocen  Desde muy chico, con sólo 19 años, migró desde su residencia en Roma, a  cuatro cuadras de San Pedro a la ciudad de Vancouver en Canadá, buscando continuar con la sastrería, una legendaria herencia familiar que arrancó por 1782 en Italia. Los negocios marcharon muy bien y al poco tiempo en Vancouver montó una gran empresa con más de 240 empleados y su marca tuvo tanto éxito que en poco tiempo su negocio se expandió a Hong Kong, Corea y Rumania, alcanzando más de 900 empleados en total. Desde ya que el traje de “hombres de negocios” le calzaba a la perfección.

Siendo el menor y el único varón de cuatro hermanos, Joe siente que siempre fue el rey y que su familia contribuyó a su crecimiento personal como profesional. A los 22 años, allá por 1962, el amor llegó a su vida con Evelina, su mujer y gran compañera que lo sigue en todas sus aventuras desde aquel entonces.

Su emoción se nota al hablar de ella, su esposa, “su gran montaña de oro”, como la llama. Si bien no tuvieron hijos, no considera que esto haya sido una cuenta pendiente, ya que llenan su vida con viajes y compartiendo momentos únicos: “cada vez que nos reencontramos, volvemos a ser niños”, enfatiza.

El encuentro  con la minería fue casual. En uno de sus tantas jugadas osadas y tras haber cerrado sus fábricas textiles por inconveniencia del negocio, Joe llega a la Argentina junto a su mujer, para visitar a su hermana y su cuñado. El destino le hizo conocer  al Dr. Vicente Méndez, un prestigioso geólogo argentino que tenía todo el conocimiento del potencial minero de nuestro país, pero que necesitaba un empujón. Fue justamente Joe quien tomo impulso y lo convenció de viajar a la provincia de San Juan.  Crearon la empresa MASA (Minas Argentinas Sociedad Anónima), recorrieron gran parte del vasto territorio cordillerano argentino y años más tarde, en 1998  descubrieron Gualcamayo actualmente operado por  Yamana Gold..

“Fue un tiempo mágico en mi vida y en la de mi esposa.  Jugábamos a ser John Wayne con sus viajes al West, armando sus misiones. Las visitas en el campo duraban 20-25 días y nos encontrábamos con comunidades muy chicas, con escasos recursos. En San Juan armábamos equipos de trabajo de exploraciones donde tuvimos que contratar 94 mulas con 14 baqueanos ya que era imposible que los automóviles funcionaran a tanta altura”, sostiene.

Un gran logro

En 1993 Joseph funda “Grosso Group”,  equipo de gerenciamiento dedicado al apoyo de compañías de exploración minera, con que revisó alrededor de 3000 propiedades mineras en nuestro país. De esa exhaustiva revisión y descarte, surgieron sus tres  grandes logros;  la  mina Gualcamayo en San Juan, el proyecto Navidad en Chubut y Chinchillas, su gran orgullo y más reciente descubrimiento; un prospecto de plata/plomo y zinc en la provincia de Jujuy, al que Joe  llama “un elefante”, por su gran potencial. Este proyecto que se encuentra a solo 28  kilómetros de Mina Pirquitas  y contiene aproximadamente 244 millones de onzas de plata equivalentes, que  podrían contribuir a extender la vida de esta mina por nueve años más, aprovechando la infraestructura de producción ya existente en el lugar.

Actualmente Grosso Group maneja tres empresas: Golden Arrow, Blue Sky Uranium, y Argentina Lithium and Energy, abarcando su búsqueda, proyectos de los más variados minerales, oro, plata, cobre, uranio y litio.  El Proyecto Antofalla en Catamarca, Mogotes y Potrerillos en San Juan, Anit e Ivanas en Rio Negro pueden mencionarse en el ranking de prioridades junto con Chinchillas. 100Dentro de lo que considera uno de los éxitos de su empresa, Joe, menciona el haber logrado un muy buen diálogo con cada una de las comunidades que visitaron en su carrera exploratoria. “No hemos tenido inconvenientes en ninguna de las provincias que recorrimos. Adoptamos una política de diálogo con la comunidad y los superficiarios, porque consideramos que es importante escuchar al otro, conocer sus miedos y sus ideas respecto a una actividad que no conocen”, menciona.

El “elefante” de plata

Hace algunos años en Vancouver un periodista le preguntó acerca del nombre “Chinchillas” elegido para el proyecto que tiene Grosso en el norte argentino, y  Joe se refirió a que no se trataba del pequeño roedor de la Puna jujeña, sino más bien a un “elefante”, “un elefante chico en pleno crecimiento”.

Actualmente señala que se ha explorado tan sólo el 30% de su superficie, por lo que el potencial de crecimiento de Chinchillas es enorme, y agrega entusiasmado que,“En la producción de Chinchillas vamos a estar involucrados como socios con Silver Standard, un nuevo rol que siempre fue mi sueño. Mi gran objetivo es continuar en la búsqueda de nuevos proyectos con la ganancia que viene de la producción, sin involucrar la inversión de riesgo”, destaca.

Asimismo, agrega que a lo largo de su extensa campaña en el país, lleva invertidos más de U$D 400 en exploración, y que su tres grandes descubrimientos le aportan y aportarán a la economía  de Argentina múltiples beneficios a través de mano de obra ocupada, impuestos generados, regalías y reinversión de ganancias de las empresas involucradas.

 

Actualidad minera

Su gran trayectoria en la exploración minera no solo le ha dado la sabiduría de palpar la factibilidad de proyectos, sino que también le ha dado una visión a largo plazo. Es por eso que Joe siente que la Argentina es una tierra muy prometedora para la minería, que sin duda es un destino que los inversores siempre miran.

Al respecto sostiene que: “Argentina tiene un muy extenso territorio, el séptimo en dimensión a escala mundial, y un potencial geòlogico ilimitado;   y comparte una Cordillera con Chile de más de 4500 kilómetros. Chile es un país que supo desarrollar la actividad, con lo cual la oportunidad es grandísima, no solo en minería metalífera, sino también nuevos minerales como tierras raras, y minerales energéticos tales como uranio y litio”.

Asimismo celebra la actitud que ha tomado el nuevo Gobierno de ponderar los recursos naturales para el crecimiento económico de las provincias. Este fue el claro mensaje que llevaron las autoridades argentinas al evento minero del PDAC en Canadá.  “Anunciaron en PDAC la nueva política que fue una explosión de entusiasmo para todos los inversores que saben que es importante estar en Argentina”.

grosso y mujer

Joseph junto a Evelina, su esposa

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.