“Cueva de las Manos”: máxima protección arqueológica de Santa Cruz


 

 

La Dirección de Patrimonio Cultural, dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura, dio a conocer el trabajo que se concretó a lo largo de los últimos años en virtud de incorporar a la Cueva de las Manos, Patrimonio Mundial, al Área de Máxima Protección y Conservación de los sitios arqueológicos que se encuentran en la Cuenca Media y Superior del río Pinturas.

En virtud de comunicados aparecidos en diarios provinciales y nacionales y en redes sociales en los que la Fundación Flora y Fauna alerta sobre el daño que produciría un emprendimiento minero en la cuenca del Río Pinturas, la Dirección de Patrimonio Cultural, dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura del Gobierno de Santa Cruz, informó en primera instancia que los sitios y objetos arqueológicos y paleontológicos son bienes del dominio público del Estado nacional, provincial o municipal, según el ámbito territorial en que se encuentren, conforme a lo establecido en los artículos 2339 y 2340 inciso 9º del Código Civil y por el artículo 121 y concordantes de la Constitución Nacional (Art.9 de la Ley nacional 25743). En ese sentido, por ley 3137 la Secretaría de Estado de Cultura de Santa Cruz, a través de la Dirección de Patrimonio Cultural, custodia y preserva los sitios arqueológicos y paleontológicos en territorio provincial.

Asimismo se indicó que durante el periodo 2010/2014 desde la Secretaría de Estado de Cultura se realizó un intenso trabajo de georeferenciación, registro fotográfico, evaluación y diagnóstico del estado de conservación de los sitios arqueológicos que se encuentran en la Cuenca Media y Superior del río Pinturas. La cantidad de sitios ascendía a 82, contando entre ellos el Sitio Patrimonio Mundial UNESCO, Cueva de las Manos. “Los proyectos mineros eran una de las actividades productivas en la Cuenca  junto con la histórica actividad ganadera. Acordar con todos los actores involucrados en la Cuenca del Río Pinturas representaba, en ese momento, un gran desafío por lo disímil en lo que a actividades productivas y actividades de conservación de los sitios arqueológicos se refiere. El objetivo, entonces, se centró en consensuar un manejo del área, en donde la preservación de los sitios fuera la prioridad”, explicaron.

En ese sentido, desde el área de patrimonio de la Secretaría de Estado de Cultura, se señaló que a lo largo de nueve meses se realizaron 4 talleres participativos en Río Gallegos y Perito Moreno con representantes de la Subsecretaría de Medioambiente, la Secretaría de Estado de Turismo, la Comisión Nacional de Cooperación con la UNESCO, los propietarios de las estancias donde se ubicaban los sitios arqueológicos, la Comisión Nacional de Museos  Lugares y Bienes Históricos, la Municipalidad de Perito Moreno- Dirección de Cultura, Administración del Sitio Cueva de las Manos, el Comité de Sitio Cueva de las Manos, la Fundación Identidad, el SIT Santa Cruz, la Subsecretaría de Planeamiento, la Secretaría de Estado de Minería, las Empresas Mineras que operaban en la zona, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, los Pueblos Originarios de Santa Cruz, la Administración de Parques Nacionales (PN Perito Moreno y PN Bosques Petrificados de Jaramillo), Vialidad Provincial, Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, Comisión de Fomento de Bajo Caracoles y de Lago Posadas, Instituto de Energía de Santa Cruz, y Ministerio de Turismo de la Nación, Honorable Cámara de Diputados de Santa Cruz y con el asesoramiento jurídico permanente.

Protección de los sitios arqueológicos

Como resultado de las acciones antes expuestas, se diseñó el área de protección de los sitios arqueológicos, acorde a todas las normas vigentes provinciales, nacionales e internacionales, donde los sitios quedaran protegidos de las actividades productivas y se asegurara la preservación de los mismos. Este proyecto innovador en la manera de abordar la protección del Patrimonio Cultural se presentó ante la Honorable Cámara de Diputados por el diputado por la localidad de Perito Moreno, redactado y avalado en conjunto por los participantes de los talleres.

El trabajo dejó como resultados, dos insumos o herramientas: la Ley 3394 y el Plan de Manejo y Gestión Cuenca Media e Inferior del Río Pinturas.

En cuanto a la Ley 3394/14 de Paisaje Natural y Cultural Cuenca Media e Inferior del Río Pinturas tiene por objetivo principal la preservación de los sitios arqueológicos allí registrados, define un Área de Máxima Protección que contiene a todos los sitios e impide realizar actividades extractivas, un Área de Amortiguación y un Área de Transición. La Cueva de las Manos, Patrimonio Mundial, queda incorporada al Área de Máxima Protección.

 

El plan de gestión es un proyecto del Estado Provincial sobre su territorio, que ha sido redactado participativamente en conjunto con otros actores que se desempeñan en la Cuenca del Río Pinturas, ya enunciados.

Se efectuó este trabajo, entendiendo que las actividades mineras son un lineamiento político del Estado Provincial en la zona, así como también otras actividades extractivas en zona Norte o en la Cuenca carbonífera, apelando a una buena convivencia y a comprometer a los diversos sectores en el cuidado del patrimonio cultural.

Permiso de cateo

En el año 2015 la Fundación Flora y Fauna compró la Estancia La Elisa, de 25.000 hectáreas, el campo donde se ubica la Cueva de las Manos, y otros sitios arqueológicos incluidos en el Paisaje Natural y Cultural.

Respecto a este aspecto, desde la Dirección de Patrimonio Cultural se destacó que la Fundación Flora y Fauna conocía cabalmente que adquiría un campo donde había un Sitio Patrimonio Mundial, incluido dentro de un área protegida mayor (Paisaje Natural y Cultural Provincial por ley ya sancionada, promulgada y puesta en vigencia) con un Plan de Gestión y manejo de ese territorio, y que ya existían pedidos de cateo minero. Igualmente compra la Estancia La Elisa con el objetivo de hacer allí un Parque Binacional con la República de Chile, es decir, otro proyecto totalmente diferente, bajo  otro paradigma, sin actividades productivas y que incluía cambiarlo de jurisdicción provincial a la nacional, por la futura donación a la Administración de Parques Nacionales.

Actualmente, la Fundación Flora y Fauna ha presentado un recurso de amparo en la Justicia Federal ante un permiso de cateo otorgado a la empresa Patagonia Gold. En lo que respecta a dicha  Dirección, la solicitud cumplió con los requisitos previstos en la ley 3137 y de su evaluación se desprende que no se producirá impacto negativo sobre el patrimonio arqueológico.

Supervisiones y visitas se hacen periódicamente a través de la Policía Minera,  profesionales de la arqueología, de la Dirección de Patrimonio Cultural; se han dictado cursos de puesta en valor del patrimonio cultural y de los bienes de la arqueología a los operarios y profesionales de las empresas mineras. Hemos solicitado a las empresas incluir en sus Departamentos de Ambiente a profesionales y áreas del patrimonio cultural, con el objetivo de monitorear los sitios, brindar capacitaciones a operarios, y lo han realizado.

Custodia y protección

Desde el área de patrimonio cultural de la Secretaría de Estado de Cultura, se enfatizó que el Sitio Cueva de las Manos, Patrimonio de la Humanidad está perfectamente custodiado, como siempre, por la Municipalidad de Perito Moreno, desde la Dirección de Cueva de las Manos, y la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Perito Moreno, organismos que llevan adelante la administración, mantenimiento y visitas guiadas al Sitio. Además, se mantiene un contacto fluido con esas áreas.  No es la Fundación Flora y Fauna quien administra el Sitio, tal como se ha expresado en algunas publicaciones gráficas o audios. Estas no son atribuciones de ningún particular sino solamente de un organismo estatal, y en territorio santacruceño, es la Secretaría de Estado de Cultura. “Si la Fundación Flora y Fauna se declara en contra de la minería y quiere establecer acciones que vayan en contra de este tipo de empresas, es totalmente válido su pensamiento y obra, pero esto no quiere decir que las mineras pongan en riesgo a los sitios arqueológicos”, subrayaron.

Además argumentaron: “El esfuerzo humano y económico que ha demandado la creación del Paisaje Natural y Cultural y el Plan de Gestión, y desde la responsabilidad que nos ocupa, nunca permitiríamos poner en riesgo los sitios arqueológicos, y menos contando con las herramientas que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir”.

Finalmente, se recordó que los que ejecuten obras públicas o privadas o desarrollen actividades susceptibles de impactar yacimientos arqueológicos o paleontológicos declarados como bienes del Patrimonio Cultural deberán acreditar la aptitud ambiental comprensiva de los aspectos arqueológicos y paleontológicos. La Dirección de Patrimonio Cultural otorgará la prefactibilidad de la obra en el término de treinta (30) días corridos.-

Nuevo Día

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com