“Ser minera es un desafío día a día”


 

Nacida en la localidad santacruceña de Puerto Deseado, Gabriela Martínez (31) trabaja como Ingeniera de Producción en Mina Subterránea de Cerro Vanguardia.  Hace más de nueve años que está en pareja y casualmente su novio también trabaja en la empresa pero en distinta área.

Es Ingeniera de Minas graduada de la Universidad Nacional de San Juan y gracias a un familiar que le postuló el Curriculum Vitae en el momento justo que se liberaba el puesto que actualmente desempeña, tuvo la oportunidad de entrar a una de las mineras más emblemáticas del país.

Hoy realiza los diseños de cámaras de producción, verificación y control de campo en mina subterránea, e interactúa con otras áreas como las de Soporte, geología y Planificación.

Si bien tenía un conocimiento previo teórico y experiencia de prácticas de verano, más algunas visitas que le facilitaban desde la Facultad, lo cierto es que su gran paso fue haber ingresado a trabajar a una minera, donde cambió su concepción de la actividad desde el punto de vista operativo: “Estábamos acostumbrados a imaginar la artesanal y vieja minería, pero la minería actual, con tan importante infraestructura y recursos que poseemos es increíble”, resalta.

Gabriela sostiene que el trabajar en la minería es “un reto día a día, pero que lo importante es tener ganas y formar un carácter para llevarse bien con los demás, que generalmente son en su mayoría hombres”, y asegura que en su caso tiene más amigos que amigas, por lo cual no tiene problemas al respecto sobre todo porque “en Cerro Vanguardia son muy respetuosos de la diversidad”.

No tener hijos le permite hacer turno de 5×2, quedándose en la mina algunos días por pertenecer en la operación, pero además tiene la suerte de que su pareja trabaje en la misma empresa y puedan compartir algunos momentos de esparcimiento.

En cuanto a los desafíos que se propone para crecer en su trabajo, Gabriela asegura que le gusta aprender cosas nuevas todo el tiempo porque el trabajo que desempeña tiene una base muy grande de conocimientos, los cuales día a día hay que actualizar.

A la hora de resaltar lo bueno de trabajar en minería, no duda que lo primero son las herramientas y recursos necesarios que brinda Cerro Vanguardia para llevar a cabo el trabajo. “Siempre estamos haciendo cursos y capacitaciones, y lo más importante  es que están abiertos a implementar cosas nuevas”.

En lo particular de su trabajo, lo que más le apasiona es que no existan rutinas y que todo el tiempo sucedan cosas nuevas o distintas: “La mina nunca se comporta igual y eso es algo increíble que tiene esta actividad”, señala.

Como mensaje para aquellas mujeres que quieran trabajar en la actividad, Gabriela dice que “todas pueden trabajar en minería y en cualquier puesto. La minería no es sólo sacar tierra como muchos piensan, sino que tiene muchas ramas o actividades que la involucran. Hay que aprovechar la integración e importancia que se le está dando a la mujer en muchos puestos de trabajo. Es solo cuestión de proponérselo”.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.