Albemarle y su apuesta por el litio en Chile


 

 

La firma norteamericana tiene un importante plan de expansión en el país y recientemente inauguró las nuevas instalaciones de la planta La Negra II, la más moderna de Latinoamérica para la producción de carbonato de litio grado batería, un insumo clave para el mercado de baterías de vehículos eléctricos. Además y como parte del contrato firmado con Corfo está tramitando en el Servicio de Evaluación Ambiental una tercera fase de expansión en La Negra con lo que podrá aumentar su producción a 82 mil toneladas.

El pasado mes de mayo la norteamericana Albemarle Corporation inauguró en la región de Antofagasta la nueva planta La Negra II, la más moderna de Latinoamérica para la producción de carbonato de litio grado batería, material de alto valor agregado esencial para el mercado de almacenamiento de energía y el desarrollo de baterías para vehículos eléctricos.

La planta que tuvo una inversión de USD 450 millones, le permitirá a la firma aumentar la producción de carbonato de litio de 24 mil a 44 mil toneladas anuales. Su construcción demoró tres años y en ella trabajaron cerca de 850 personas. Su operación contará con un equipo de 24 personas, además de otras 10 encargadas de las mantenciones.

Según detalló la empresa la nueva planta permitirá elaborar un producto de alta calidad y valor agregado, acorde a las exigencias técnicas de los fabricantes de baterías de litio. Para esto se realizaron mejoras tecnológicas entre las que se incluyen menor uso de energía y agua y un aumento en la eficiencia del  procesamiento de la salmuera concentrada proveniente de Planta Salar.

La recién inaugurada planta permitirá consolidar el plan de expansión que Albemarle tiene en el país y que lo alzará como uno de los grandes actores de la industria mundial del litio. A esto además se suma el reciente acuerdo firmado con la Corporación de Fomento para la Producción (Corfo), para producir 82 mil toneladas de productos de litio grado batería, y la opción de desarrollar la tecnología necesaria para producir 5 mil toneladas de hidróxido de litio. Esto se espera materializar a través de la construcción de una tercera planta que podría estar operativa en el año 2020.

Respecto al plan de expansión y su apuesta por el litio en Chile, Luke Kissam, CEO de Albemarle Corporation  señaló “En Albemarle apostamos por Chile y buscamos proyectarnos como aliados estratégicos del Estado en el desarrollo de la nueva minería del litio, con una industria con alto valor agregado. Buscamos contribuir a la innovación a nivel mundial y aportar con insumos clave para el desarrollo de nuevas tecnologías en sectores como la industria electrónica, energética y de  transporte, y esta planta nos permite hacerlo. Hoy podemos afirmar con orgullo que el litio que mueve al mundo se hace en Chile y lo hacemos en Albemarle”.

Ampliación Planta la Negra Fase III

Con una inversión de USD 300 millones según señala la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por Albemarle durante el cuarto trimestre del año pasado, la ampliación de la Planta La Negra Fase III, considera aumentar la capacidad de 44 mil toneladas métricas de carbonato de litio grado batería a 82 mil toneladas métricas al año de sales de litio de grado técnico y grado batería durante los próximos 27 años, esto según lo comprometido en el acuerdo con Corfo.

Cabe destacar que en enero de este año, la Contraloría General de la República aprobó la modificación del Convenio Básico firmado entre Corfo y Rockwood, lo que permitirá a la filial chilena de la empresa norteamericana Albemarle extender su contrato y aumentar la cuota autorizada de producción de litio en el Salar de Atacama.

La iniciativa hoy se encuentra en proceso de evaluación ambiental y desarrollo de ingeniería.

El proyecto requiere un nuevo preconcetrador y un nuevo sistema de pozas evaporadas en la planta Salar, de manera que aumenta tal producción de salmueras a 250.000 m3/a, 12 nuevos sitios de acopio en Salar y diversos cambios de procedimientos en La Negra, de acuerdo con documentos presentados al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Aunque inicialmente la inversión declarada en la DIA del proyecto es de USD 300 millones, se espera que la empresa invierta unos USD 600 millones en la ampliación de su operación actual y en la construcción de las instalaciones necesarias para la elaboración de productos de alto valor agregado. Por otro lado el proyecto contempla unos 500 puestos de trabajo y dos años de construcción.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com