Brasil abre una enorme reserva amazónica para la minería privada


 

Es parte de un enorme plan de privatizaciones del gobierno de Michel Temer. Son unos 40 millones de hectáreas en los estados de Amapá y Pará. Críticas de organizaciones ecologistas.

El Gobierno de Michel Temer abrió una enorme reserva natural de la Amazonia brasileña para la explotación por parte de la minería privada, según un decreto publicado el miércoles en el boletín oficial.

La llamada Reserva Nacional del Cobre y Asociados (Renca), ubicada en un territorio de unos 40 millones de hectáreas (47.000 kilómetros cuadrados) entre los estados de Pará y Amapá en el norte del país, había sido creada en 1984, todavía durante la dictadura militar, y estaba reservada hasta ahora sólo al Estado. La superficie es mayor a la de todo Dinamarca o Suiza, según comparan distintos medios brasileños.

La iniciativa era barajada desde comienzos de año como parte de las medidas que impulsa el Gobierno conservador de Temer para intentar reanimar la maltrecha economía del gigante brasileño.

Se estima que la reserva tiene yacimientos de cobre y oro, entre otros metales.

Organizaciones ecologistas como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) criticaron la medida como una amenaza potencial para áreas naturales protegidas ubicadas en esa región, así como para la población local.

«Habrá un empeoramiento de conflictos agrícolas y amenazas a los pueblos indígenas y las poblaciones tradicionales», vaticinó el director de WWF en Brasil, Maurício Voivodic, en un comunicado emitido por el grupo ecologista.

«Lo que nos sorprende es la falta de diálogo y de transparencia del gobierno que, por medio de un decreto, abre para la minería un área que coloca en riesgo a los pueblos indígenas y a las unidades de conservación de potencial ecológico relevante, en el corazón de la Amazonía», agregó el cordinador de Políticas Públicas de WWFF, Michel de Souza Santos.

El gobierno conservador de Temer es criticado desde hace tiempo por una política de apertura de áreas protegidas para la explotación a gran escala por parte de la minería, la agricultura y la ganadería. El ministro de Agricultura y Ganadería de Temer, Blairo Maggi, es uno de los grandes productores de soja del mundo.

El Departamento Nacional de Producción Mineral en Amapá dijo sin embargo al canal Globo News que ninguna de las áreas preservadas está incluida en el paquete de concesiones minerales y que el proceso está bajo control de órganos ambientales.

Organizaciones y habitantes originarios denuncian regularmente las concesiones del presidente a grupos vinculados al agronegocio o a actividades de deforestación.

Durante el mandato de Temer, que asumió el poder en 2016, tras la destitución de Dilma Rousseff, se han multiplicado también las denuncias sobre conflictos entre grandes latifundistas y grupos indígenas. Estos últimos han sido blancos de varios ataques sangrientos en los últimos meses.

Clarín

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com