Banco Mundial espera que crezca la minería impulsada por la tecnología verde

 

El Banco Mundial presenta un informe que analiza el papel clave que tendrán los minerales para el futuro de la tecnología energética limpia.

El Banco Mundial espera que el aumento de las tecnologías de energía limpia requeridas para un futuro bajo en carbono conduzca a un crecimiento significativo en la demanda de una amplia gama de minerales y metales, como aluminio, cobre, plomo, litio, manganeso, níquel, plata y acero.

El informe indica que el cambio hacia un futuro con bajas emisiones de carbono dará lugar a oportunidades para los países ricos en minerales. Esto requerirá que los países impulsen estrategias a largo plazo para la extracción sostenible de minerales y realizar inversiones apropiadas.

“Los requerimientos tecnológicos de energía baja en carbono y, por lo tanto, la demanda de minerales y metales, se elevarán con mayor rapidez cuanto más cerca se esté del cumplimiento del Acuerdo Climático de París”, afirman portavoces del Banco Mundial y mencionan el ejemplo de las baterías eléctricas, donde la demanda de los metales necesarios para fabricar las baterías -aluminio, cobalto, hierro, plomo, litio, manganeso y níquel- crecerá 1000% en un escenario que busque controlar la temperatura por debajo de los 2 ° C.

La demanda futura de metales específicos también está muy influida por las opciones intratecnológicas. Las tecnologías eólica y solar jugarán un papel importante en la definición del mercado de productos básicos durante los próximos 50 años.

Los países que liderarán la transición

De acuerdo con las tendencias actuales, se espera que Chile, Perú y (potencialmente) Bolivia, desempeñen un papel clave en el suministro de cobre y litio; Brasil es un proveedor clave de bauxita y mineral de hierro; mientras que África meridional y Guinea serán vitales en el esfuerzo de satisfacer la creciente demanda de platino, manganeso, bauxita y cromo. China seguirá desempeñando un papel de liderazgo en los niveles de producción y reservas en prácticamente todos los metales clave requeridos bajo escenarios de baja emisión de carbono. India es dominante en hierro, acero y titanio, mientras que Indonesia, Malasia y Filipinas tienen oportunidades con bauxita y níquel. Por último, en Nueva Caledonia, las enormes reservas de níquel, usadas hoy en baterías de automóviles eléctricos, no deben pasarse por alto.

A pesar de estos hallazgos iniciales, también es evidente que muchos países en desarrollo carecen de datos geológicos sólidos sobre sus yacimientos minerales. Existe una clara necesidad de desarrollar la capacidad en la cartografía geológica. Por ejemplo, sólo Brasil, China, Malasia e India mantienen datos de depósitos de tierras raras en sus territorios. África, en este punto, tiene muy pocos datos sobre metales de tierras raras en todo el continente.

Finalmente, también hay desafíos significativos para los países proveedores en lo que respecta a la huella social, ambiental y de carbono del aumento de la extracción de minerales. Una demanda creciente de minerales y metales para suministrar un futuro bajo en carbono, si no se gestiona adecuadamente, podría dificultar los esfuerzos y las políticas de los países proveedores para cumplir con los objetivos y compromisos nacionales relacionados con el cambio climático. También recomienda estudiar atentamente las comunidades locales para garantizar que el agua y los ecosistemas no se vean indebidamente afectados.

ComunicaRSE

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.