Se limitaron las importaciones de petróleo

El Consejo de Seguridad fue el encargado de limitar las importaciones de petróleo al territorio de Corea del Norte. Dicha nueva resolución fue adoptada tras la última prueba nuclear que impuso un embargo al gas natural y el textil.

 

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acordó ampliar las sanciones contra Corea del Norte taponando sus importaciones de petróleo, para tratar de poner freno a su programa nuclear y balístico. El voto fue unánime. La intención inicial de Estados Unidos era imponer un embargo total e incluir en la lista negra a su líder Kim Jong-un, buscando congelar sus activos. La solución final bloquea el comercio de productos textiles y de gas natural.

“Corea del Norte está clamando por una guerra”, comunica Estados Unidos a la organización de las naciones unidas (ONU).

La resolución adoptada pone un techo al volumen de petróleo que Corea del Norte puede importar, tomando como referencia el nivel actual de los intercambios. También limita los productos refinados. Es decir, en la práctica se busca aplicar un embargo “progresivo” que se irá modulando, en lugar de un bloqueo total e inmediato. China es prácticamente el único país que le suministra energía.

Con estas medidas adoptadas se lograrán recortar los ingresos de Corea del Norte en US$800 millones anuales con el embargo a las exportaciones de textil. También se indica que se reducirá un 30% el petróleo que se provee a Corea del Norte y un 55% en el caso de los productos refinados.

Nikki Haley, la embajadora de Estados Unidos, recordó que Corea del Norte violó todas las resoluciones adoptadas hasta el momento. “No les importa la comunidad internacional ni su propia población”, afirmó, “las medidas a media no funcionan”. Explicó que el objetivo de esta sanciones buscan evitar que el régimen siga “alimentando” su programa nuclear. La diplomática “apreció” el esfuerzo hecho China.

Por otro lado, Pekín y Moscú mantuvieron el suspenso hasta el último minuto. La resolución se sometió a votación pasada solo una semana desde la reunión de emergencia celebrada en respuesta a la última prueba nuclear, la sexta y más potente hasta la fecha. Pyongyang, a través de su Ministerio de Exteriores, advertía horas antes de la sesión que Washington pagaría el “debido precio” si se aprobaba la resolución.

Se prohibe por tanto que Corea del Norte pueda vender gas natural o condensado y productos petroleros refinados que excedan el medio millón de barriles desde el primero de octubre próximo y de 2 millones de barriles a partir del 1 de enero de 2018 y durante doce meses.

También determina que se congelen las cantidades de petróleo que se vende a Corea del Norte para que no excedan los montos entregados durante los últimos doce meses.

Finalmente, se establece que Corea del Norte no podrá vender fuera del país sus productos textiles.

En definitiva, para que las sanciones económicas contra Corea del Norte adoptadas en agosto sean efectivas y condecendientes deben aún aplicarse en su integridad. La canciller alemana, Angela Merkel, ha propuesto un formato similar al que llevó al pacto con Irán.

 

Urgente 24

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.