Cobre: otra época dorada y ad portas de convertirse en un metal precioso

Medido por nivel demanda, es uno de los commodities más escasos del mundo. Si se le pregunta a cualquier director ejecutivo o inversionista del sector minero qué metal tendrá el mejor desempeño en el futuro, la mayoría dirá que el cobre.

Si se le pregunta a cualquier director ejecutivo o inversionista del sector minero qué metal tendrá el mejor desempeño en el futuro, la mayoría dirá que el cobre. La principal razón se relaciona con el suministro. Respecto de cuánto estamos utilizando, el cobre es geológicamente uno de los commodities industriales más escasos del mundo.

La demanda mundial de cobre es relativamente estable. Según el International Copper Study Group, existe una brecha de cerca de 150.000 toneladas entre la oferta y la demanda hacia el próximo año.

Una manera de medir la creciente escasez es observar el rendimiento de cobre por cada unidad de concentrado minada. Ese porcentaje ha caído en forma continua, haciendo que sea cada vez más difícil satisfacer la demanda.

En 2010, los quince mayores productores de cobre tenían reservas calificadas con un rendimiento promedio de 1,2%. Para fines del año pasado, la cifra había caído casi a la mitad, a tan solo 0,72%. Solo tres de los miembros del grupo —Norilsk Nickel, Anglo American y Southern Copper— lograron elevar la ley.

Los cuatro mayores productores mundiales, incluyendo la minera estatal chilena Codelco, tienen todos el mismo problema.

A medida que la ley declina, cae también la cantidad de cobre producido por tonelada de roca removida y aumentan los costos.

 

El tema tiene alcances para las energías renovables. Los vehículos eléctricos y sus baterías requieren suficiente cobre como para elevar la demanda en 25% en los próximos años, según Bernstein Research. En tanto, los inventarios de cobre se han mantenido estancados por tres años.

Eso significa que las compañías están buscando activamente nuevas Fuentes de suministro y algunas han estado mirando hacia la República Democrática del Congo (RDC).

Su provincia de Katanga en el sureste tiene recursos de alta ley de cobre, incluyendo la mina de Tenke, ahora propiedad de China Molybdenum.

Pero RDC parece políticamente inestable porque el presidente Joseph Kabila quiere mantenerse en el cargo más allá del máximo de dos períodos. El riesgo de nacionalismo de recursos en África también preocupa a los inversionistas.

En el último año, ha aumentado la atención sobre un país al otro lado del globo, Ecuador. SolGold, que está listada en Londres, se ha disparado desde 2015 impulsada por el potencial del país para rivalizar con la calidad de otras de las grandes regiones cupríferas andinas.

Los precios del cobre han tenido un buen desempeño. El metal rojo está entre los de mejor rendimiento entre todos los commodities en los últimos años. Cada vez más, el cobre se convierte en un metal precioso.

 

 

Financial Times/DF

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.