Lingotes de oro: ¿cómo comprar uno?


La inversión en oro se ha convertido, desde hace bastante tiempo, en la mejor opción en momentos de muchas turbulencias en los mercados de renta variable, ya que su valor muestra menos volatilidad que otro tipo de activos. Eso sí, no se trata de piezas del preciado metal sino de la adquisición de lingotes verificados por la ‘London Bullion Market Association (LBMA)’, cuyo precio dependerán tanto de las condiciones del mercado en función de su cotización como del tamaño, o mejor dicho el peso, de la pieza que se quiera adquirir.

La pregunta que más de uno se puede formular es cómo puede comprar esos lingotes. Las vías son tan diversas que, en la actualidad, hay máquinas expendedoras del preciado metal similares a aquellas en las que se puede sacar una chocolatina, un refresco o una botella de agua.

Eso sí, estas máquinas expendedoras no se encuentran en cualquier sitio y las comisiones que se aplican son bastante más elevadas que por otros cauces. No obstante, la adquisición se debe realizar con tarjeta de crédito y no con monedas, como si se tratara de una máquina expendedora de ‘snacks’.

Los medios más habituales para la adquisición de un lingote de oro pasan por aquellas entidades certificadas que garantizan, de entrada, el peso y la calidad del lingote de oro que ofertan. Como dice el refrán, no es oro todo aquello que reluce, por lo que se debe ser precavido en su adquisición.

Si al final uno acude a un banco o algunas de dichas entidades certificadas deberá determinar la pieza de oro que pretende adquirir, tanto en función del precio como de la rentabilidad que se pueda obtener con el mismo. Por estas variables, es necesario el asesoramiento de confianza de nuestro gestor del banco para no incurrir en una inversión que, pese a la seguridad inicial prevista, sea al final decepcionante.

Los trámites para la adquisición del lingote pueden ser muy diferentes entre el banco propio del inversor o alguna de las entidades certificadas para la venta de esas piezas, sobre todo si se produce la entrega física. La principal diferencia radica, como antes ocurría con las máquinas expendedoras, en las comisiones que se apliquen.

Algunas compañías comercializadoras también disponen de una oferta para la compra ‘online’ de los lingotes de oro. Como ocurre en cualquier otra transacción, esta fórmula resulta mucho más cómoda, segura y rápida para aquel inversor interesado en hacerse con un lingote de oro.

La inversión en un lingote de oro, como ya se indicaba en un principio, supone un valor refugio en momentos económicos y bursátiles convulsos. Eso sí, hay que tener en cuenta que su adquisición supone un desembolso muy superior a la adquisición de algunos otros activos. Por ello, es conveniente optar por el canal más apropiado y seguro antes de hacerse con uno de ellos.

 

¿Es una inversión rentable?

La inversión en monedas o lingotes de oro se considera un “activo refugio”, es decir cuando los mercados bursátiles caen y las economías entran en crisis, el oro tiende a subir su valor, porque los inversores saben que es un activo seguro.

Pero también ocurre lo contrario, cuando las bolsas están disparadas y la economía se muestra boyante, el precio del oro suele bajar.

Las tres principales ventajas de esta inversión son éstas:

 

  1. Seguridad de la inversión en oro: Ante todo comprar oro facilita seguridad en el inversión ya que es un valor que no ha dejado de ponderarse a lo largo de toda la historia, tanto si invertimos en monedas de oro, como el Krugerrand sudafricano como si lo hacemos comprando lingotes a empresas privadas o bancos públicos.

 

  1. Prestigio reconocido en todo el mundo: Se trata de un activo que puede venderse en absolutamente todos los mercados del mundo, donde siempre es valorado adecuadamente. Incluso hay mercados, como el chino y los asiáticos en general, en los que la inversión en oro es más valorada que en los mercados occidentales. Esto quiere decir que estemos donde estemos, siempre podremos venderlos.

 

  1. Estabilidad de valor: Aunque, evidentemente, el precio del oro en monedas o lingotes tiene fluctuaciones a lo largo del tiempo, su valor mantiene una estabilidad mayor que los valores bursátiles de la mayor parte de los mercados del mundo, ya que sus variaciones al alta o la baja suelen ser más suaves que las de otros activos. Esto se comprueba especialmente si analizamos el valor en largos periodos de tiempo, donde su ponderación reluce por su estabilidad.

 

Bbva

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com