Seguridad jurídica y credibilidad, las claves para atraer inversiones

Según los especialistas, hay grandes flujos de inversión dando vueltas por el mundo que podrían llegar, pero el inversor necesita saber que su desembolso no va a correr riesgo

Seguridad jurídica y credibilidad. Estas son las palabras clave que surgen a la hora de explicar qué es lo que le falta a la Argentina para atraer la inversión extranjera directa. Al menos es en lo que coincidieron especialistas reunidos en la Convención Azul, que tuvo lugar entre hoy y mañana en el Centro Cultural Kirchner.

Estas conclusiones surgieron del panel “Cómo incentivar las inversiones en la región”, en el que participaron Noah Mamet, ex embajador de los Estados Unidos en Argentina; Victor Moreno Catena, ex secretario General de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos y secretario General de IberRed; Gabriel Martino, CEO de HSBC Argentina, y Tomás Kalika, chef y propietario de Mishiguene (en la lista de los 50 mejores restaurantes de América latina). El moderador, fue Benedict Mander, corresponsal del Financial Times en la Argentina.

Moreno Catena señaló que las iniciativas de captación de la inversión extranjera consideran aspectos de naturaleza económica, pero hay que poner el acento en la seguridad jurídica. “Esto significa transparencia, conocimiento de los riesgos y estabilidad del marco jurídico. La carencia de seguridad jurídica se traduce en pérdida de competitividad y menor contratación”, dijo.

En opinión de Moreno Catena, hay grandes flujos de inversión dando vueltas por el mundo, pero lo que el inversor necesita es saber que su desembolso no va a correr riesgo. “En ese sentido, creo que el actual gobierno está haciendo bastante bien las cosas para lograr atraer esos capitales. Pero insisto, es crucial la credibilidad”, sostuvo.

Sin dudas, atraer inversiones a la región latinoamericana, que ha visto en los últimos años reducir 7% la inversión extranjera directa, requiere poner énfasis en su seguridad jurídica. Debe haber, consideran los especialistas, un proyecto sostenible y atractivo.

Por su parte, Martino afirmó que se puede planificar una Argentina a seis años. “El país necesita trabajar en su competitividad y el Gobierno ya lo está haciendo. Se está trabajando en la inserción en el mundo. Hay un sinnúmero de cosas en las cuales se puede invertir. Existe una gran inversión en energía renovable y hay un gran potencial en minería e infraestructura”, se esperanzó el ejecutivo.

Martino entiende que hoy se está viviendo en un escenario que no se daba desde hacía décadas en el país. “Se pasó de un populismo a un no populismo. Vemos un proyecto político que no depende sólo de una persona. Estamos en un ciclo político y económico donde los argentinos deciden apostar por la Argentina y eso fue lo que se vio con el blanqueo del año pasado, donde se consiguieron US$ 110.000 millones”, expresó. “Ahora, lo que necesita el país es track record, para que todo el mundo diga que cree en la posibilidad de invertir en la Argentina”, agregó.

Para el directivo de HSBC, la Argentina necesita trabajar en la institucionalidad. “No sé si es el único tema, pero sí es importante para las inversiones de mediano y largo plazo. Cuando alguien quiere poner una planta y quedarse 20 años en el país, este es uno de los temas. Todos nos tenemos que transformar, y también la sociedad civil y las compañías tienen que cambiar”, advirtió.

Mamet explicó que lleva tiempo ganarse la confianza de los inversores, pero que cree que el actual gobierno va por el camino correcto. “Veo que las reformas laboral, previsional e impositiva que se están tratando en el Congreso son señales positivas para aquellos que miran al país desde afuera y deben decidir si ponen su dinero aquí o no”, comentó el ex embajador.

Kalika, en tanto, enfatizó que el negocio gastronómico en la Argentina siempre fue complicado desde el punto de vista impositivo, legal y sindical. “Pero en los últimos tiempos el Gobierno entendió que en la gastronomía hay un recurso con el que se pueden atraer nuevas inversiones”, acotó. “El gran impedimento siempre fueron las condiciones legales y la industria del juicio”, agregó.

Según Kalika, todavía hay mucho por hacer, pero ya se está hablando de cambiar las reglas de juego. “En lo particular, como empresario, veo un escenario muy positivo actual y futuro. El país pasó a tener 13 restaurantes entre los mejores de América. Son cosas que hacen que más inversores en gastronomía estén interesados en venir”, destacó.

Para Martino, uno de los mayores problemas son los propios argentinos, que son ansiosos y quieren las cosas de un día para el otro. “En cuanto al exterior, dos de las preocupaciones que tienen los analistas son la inflación y el déficit fiscal, dos puntos que están siendo atacados por el Gobierno”, concluyó.

En conclusión: sería muy oportuno, al tratar de inversiones extranjeras, prestar atención al estado de derecho: limitaciones a los poderes del gobierno, gobierno abierto, respeto de los derechos fundamentales, orden y seguridad, buena justicia civil y una adecuada justicia informal. “Apartarse del orden legislativo pone en riesgo la estabilidad y erosiona las instituciones democráticas”, remató Moreno Catena.

 

Puntos favorables

Pese a que, según los especialistas, hay que mejorar mucho todavía, ya hay algunos puntos que permiten vislumbrar un cambio de paradigma. “Desde la óptica gastronómica, en los últimos tiempos la Argentina fue cambiando muchísimo. Con este gobierno comenzó un programa llamado Cocinar. Nos vimos empujados hacia un nuevo nivel, unificándonos detrás de un liderazgo claro que tiene el Gobierno. Le hemos contado al mundo lo que sucede aquí con la gastronomía”, resaltó Kalika.

Martino opinó que se viene de un país caro y poco competitivo debido a las políticas populistas, por eso la inversión en la economía viene más lenta. “Pero ya hay sectores donde se está invirtiendo fuerte: el campo, energías renovables, oil & gas y minería. Creo que la transformación de la inversión se está dando de a poco. La Argentina necesita siete puntos más de inversión por año y creo que los va a ir logrando”, dijo el ejecutivo.

Mamet, por su parte, hizo hincapié en el hecho de que, más allá de que todavía falta mejorar muchos aspectos para lograr una mayor competitividad, ya se puede observar que se han tomado medidas muy positivas, que pronto tendrán como resultado nuevas inversiones.

 

La Nación

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.