La real importancia de la cadena de suministro (que pocos ven)


 

 

Desde hace algunos años, a partir de la baja internacional de los precios de los metales, la industria minera empezó a generar iniciativas tendientes a cuidar y reducir los costos de producción.

Siguiendo los viejos manuales se atacó primero a las estructuras de personal (manpower), luego a los gastos superfluos, luego a recortar los servicios y proyectos que no tuvieran relación directa con producción de onzas o libras según el metal, no faltaron las grandes recetas de negociar supuestos ahorros en los contratos vigentes, y otras rarezas de consultores como ¨gerenciamiento por categorías¨, o método LEAN, y otras que todos conocemos, que a la hora de cerrar los números finales poco aportaron a la causa de bajar costos. Sí se vieron en hermosas presentaciones y estadísticas de colores pero a los financieros el ahorro a las cuentas no les llegó. No opinaremos sobre los costos de consultoría en este momento.

Pero lo que pocos (por no decir nadie) se dedicaron a hacer fue lograr eficiencia en la Cadena de Suministro.  Y cuando hablamos de Cadena de Suministro no nos referimos sólo al área de Abastecimiento, o Compras, o Procurement, o Supply Chain.  Involucra a las áreas usuarias de la producción ¨aguas abajo¨, en la vital etapa de la Planificación de la demanda.

Es un viejo pregón que requeriría páginas para explayarse, pero al día de hoy la minería argentina continúa con el viejo vicio de considerar al área de Abastecimiento como un estorbo burocrático dentro del proceso que existe para demorar y dedicarse sólo a emitir O/C y contratos ya negociados y definidos por los usuarios. O sea, fuera de los avances tecnológicos y digitales la antigua función de pasapapeles.

Muy pocos (por no decir nadie) identifican la real importancia de la Cadena de Suministro como ¨tierra de oportunidades¨ para lograr enormes agregados de valor a las Organizaciones, además de los ahorros.

Para esto los usuarios deberían poder planificar y especificar los bienes y servicios que necesitan, para poder consolidar la demanda, generar escala económica de negociación en lugar de pedidos diarios,  evitar los stocks millonarios y obsoletos por no poder definir consumos, y dar a Abastecimiento el tiempo necesario para poder explorar el mercado, generar buenos procesos licitatorios que ayuden a conseguir mejor calidad y menores costos, trabajar con el efectivo desarrollo de proveedores locales en acuerdos a largo plazo, etc, etc.

Y del lado de Abastecimiento capacitarse y jerarquizarse para no ser un mero ¨sacador¨de ítems. Involucrarse más con las áreas usuarias y sus necesidades, con los plazos, conocer los planes de producción de la Organización y sus desafíos para poner los servicios del área en línea con los mismos. Saber negociar, ser parte de la solución y no del problema.

En definitiva trabajar todos coordinada y profesionalmente como distintas fases de un mismo proceso,  desde la etapa del presupuesto (Budget).

Como decíamos es un tema muy largo e importante, que iremos comentando en detalle en sucesivas publicaciones.

Por Marcelo Pérez Simondini

Especialista en Cadena de Suministro en Gestión 2M

** Ex Gerente Regional de Abastecimiento en Yamana

** Ex Superintendente de Cadena de Abastecimiento en Barrick Veladero

** Ex Jefe de Suministros en Anglogold Cerro Vanguardia

 

 

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.