Mayoral a indagatoria por el derrame de la Barrick Gold en Veladero


El exsecretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, será indagado el próximo lunes por su responsabilidad en el desborde de cianuro ocurrido en la mina sanjuanina en septiembre de 2015. La impunidad contaminante, contra las cuerdas

 

A casi 29 meses del ecocidio cometido por la multinacional canadiense Barrick Gold en la provincia de San Juan, donde derramó más de un millón de litros de solución cianurada entre el 12 y el 13 de septiembre de 2015, la Justicia comienza a actuar lentamente contra los responsables materiales y políticos del mismo.

El juez federal Sebastián Casanello, encargado de llevar adelante la investigación, citó a declaración indagatoria para el próximo lunes al exsecretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, para que brinde explicaciones por el accionar que tuvo la Secretaría a su cargo en el marco de la tarea de encontrar a quienes perpetraron uno de los principales desastres ambientales de la historia nacional.

Mayoral ya había sido citado en diciembre pasado, pero adujo problemas personales, por lo que se le dio una postergación hasta después de la feria judicial. Se espera que este lunes 5 el exfuncionario concurra a los tribunales de Comodoro Py a dar su versión de los hechos, donde se espera que el magistrado ponga el acento en la fallida investigación realizada desde el Estado, que estuvo sospechada, desde el comienzo, de parcialidad hacia la minera.

Además del exsecretario kirchnerista, deberán prestar declaración el exsecretario de Medio Ambiente, Sergio Lorusso, y la exfuncionaria de ese organismo, Beatriz Domingorena. Todos ellos están denunciados por haber hecho la “vista gorda” ante las evidencias que mostraban la participación concreta que tuvo la Barrick Gold en el hecho y todo lo que llevó a cabo en las horas siguientes para intentar ocultar su responsabilidad en el derrame.

 

Al banquillo

De acuerdo a lo que se pudo conocer extraoficialmente desde Tribunales, todos los acusados están imputados por incumplimiento de deber de funcionario público, por las presuntas omisiones de control a la mina antes del derrame. Además, en la investigación se incorporó un informe técnico que alude a “falencias relacionadas con la operatividad” en la mina que “repercutieron” a la hora de facilitar “el flujo de la solución rica derramada sin impedimentos hacia el cauce del río Potrerillos”.

En ese informe, se advirtió que el sistema carecía de controles automatizados, que todo se hacía de manera manual y que el derrame “se detectó a raíz de observar una variación significativa en el caudal del río Potrerillos” por parte de un empleado. Los técnicos que redactaron el informe que está en la causa que investiga

Casanello advirtieron que la válvula que supuestamente se rompió por estar expuesta a temperaturas extremas y congelamiento, y provocó el derrame, pareció no haber sido revisada, sin comprobarse si su diseño era el adecuado.

También sostuvieron que la compuerta que comunicaba con el río el canal en el cual ocurrió el derrame fue reemplazada después de ese episodio, “lo cual permite suponer que el estado de la misma al momento del incidente no sería el adecuado”.

 

 

Diario Hoy

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com