Paro comunitario por despidos en YCRT


 

Las actividades laborales y comerciales se redujeron ayer a una mínima expresión en las localidades de Río Turbio y 28 de Noviembre, debido al “paro comunitario” lanzado por los gremios que conforman la Intersindical minera. Los mismos contaron con la adhesión de los que nuclean a municipales, docentes, judiciales y profesionales de la salud, al persistir la negativa de YCRT de reincorporar a cientos de trabadores despedidos.

La generalizada protesta de las comunidades de Río Turbio y 28 de Noviembre se agudizó el martes cuando fracasaron en Buenos Aires las negociaciones en una mesa de diálogo a la que había convocado la intervención de la empresa.

Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) acusó a los representantes de la Intersindical integrada por ATE, La Fraternidad y Luz y Fuerza y Asociación de Personal Superior de no acepar sus propuestas y levantarse de la reunión.

En tanto, los gremialistas fundamentaron esa actitud en el hecho de que la compañía pretendía hacerles firmar una adenda en la cual no solo les quitaban más derechos laborales sino que no se contemplaba la anulación de cientos de telegramas de despidos.

Esa misma noche, los trabajadores que permanecían en asamblea permanente a la espera de los resultados de las negociaciones, decidieron iniciar una vigilia en la boca de la Mina 5.

Además, recibieron la adhesión de dirigentes de gremios de otras actividades laborales que representan a los municipales, docentes, judiciales y profesionales de la medicina, acordando entre todos realizar el “paro comunitario” que se concretó ayer.

Al promediar la tarde, mientras se esperaba el retorno de los dirigentes que habían viajado a Buenos Aires, se realizó otra masiva concentración en el epicentro del yacimiento, donde se iban a decidir nuevas medidas de fuerza.

Previamente uno de los dirigentes de Luz y Fuerza, Darío Machaca, declaró al portal digital Patagonia Nexo que el ofrecimiento que hizo la empresa constituía una verdadera “opresión a los trabajadores” y que además “no garantizaba la reincorporación de los 500 despedidos y menos la estabilidad laboral” .

“Nosotros vamos a endurecer las medidas de fuerza y por primera vez estamos bastante unidos todos los trabajadores de los distintos sectores de YCRT”, afirmó.

Al mismo tiempo resaltó que “tenemos un plan de lucha que es nacionalizar nuestra pelea y no solamente la nuestra, sino la de todos los estatales y de todos los compañeros de distintos puntos del país que están sufriendo esta política nacional, en nuestro caso de la mano de un verdugo que es hijo de este pueblo, el interventor Omar Zeidán”,

Por otra parte, el referente de ATE en el complejo ferroportuario de Punta Loyola, Adrián Campos, dijo al diario Tiempo Sur que según lo señalaron varios abogados de los sindicatos que conforman la Intersindical, hay muchos despidos que “están mal realizados” y ello le podría causar demandas judiciales millonarias a YCRT.

El dirigente comentó que la empresa no hizo bien los planteos y se limitó a despedir a gran cantidad de trabajadores porque consideraba que los mismos le representaban un déficit, sin siquiera tener en cuenta que la mayoría no tenía ningún tipo de sumario, e incluso algunos estaban amparados por la tutela gremial.

Patagónico

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com