Por qué ahora los metales aventajan al crudo en la agenda de los inversores


La fuerte demanda global tras años de escasas inversiones creó oportunidades para los grandes operadores de metales como el aluminio, el cobre o el zinc

Por primera vez en años, la compraventa de metales parece más atractiva para los principales operadores de materias primas del mundo que comerciar con barriles de petróleo.

La fuerte demanda global tras años de escasas inversiones por parte de las empresas mineras por falta de liquidez creó oportunidades para los grandes operadores de metales como el aluminio, el cobre y el zinc, entre otros.

Aunque los precios del crudo se recuperaron, esta tendencia hizo que resulte más difícil hacer dinero comprando barriles de petróleo baratos, almacenarlos y venderlos más tarde a un precio más alto, señala Expansión de España.

Estas operaciones, conocidas como cash and carry ayudaron a la industria a generar unos beneficios extraordinarios durante los dos años y medio que comenzaron en 2014 en los que los precios del crudo cayeron en picada.

“Los metales son la referencia de la industria en este momento. Los márgenes del petróleo son mucho más pequeños”, señala al medio español un banquero experto en commodities.

Los responsables de firmas como Glencore, Trafigura, Vitol, Mercuria y Gunvor – todas ellas importantes operadoras de petróleo, pero algunas con más exposición a los metales que las otras-, discutieron sobre las perspectivas de un sector que creció de forma espectacular en los últimos cinco años.

El consejero delegado de Glencore Ivan Glasenberg, mencionó la importancia del cobre y del cobalto ante el auge del coche eléctrico.

La empresa, que destaca frente a sus rivales por cotizar en Bolsa, recaudó 2.000 millones de dólares antes de intereses e impuestos en 2017 de su división de metales, más del doble de lo que consiguió con el petróleo.

Por primera vez en sus 25 años de historia, Trafigura ingresó más de 1.000 millones de dólares el año pasado de sus operaciones con metales, la misma cantidad que consiguió de productos como el diésel y la gasolina.

Tras años de escasas inversiones por parte de las empresas mineras, a las que hasta ahora les preocupaba sobre todo pagar la deuda pendiente y reparar sus balances, las restricciones en la oferta son hoy en día un hecho en los mercados de metales. Esto beneficia a los metales gracias al aumento de la demanda por la consolidación de la economía.

Vitol, el mayor operador de crudo independiente del mundo, negoció más de 7 millones de barriles al día en 2016. Aunque está previsto que pierda varios barriles cuando termine el acuerdo a cinco años con la empresa estatal rusa Rosneft, ha añadido capacidad tras la compra de la división de operaciones de petróleo de Noble Group.

En cualquier caso, los beneficios del alcance del comercio con materias primas son cada vez más evidentes, a medida que los mercados aumentan su liquidez y transparencia.

“Los operadores tendrán que desarrollar sistemas más sofisticados y esas inversiones dejarán de ser insignificantes”, opina Alexander Franke, responsable de operaciones con materias primas de la consultora Oliver Wyman. “Esta situación favorece a los grupos más grandes”, concluye.

 

 

Iprofesional

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.