Alicia Kirchner admitió que no puede pagar los sueldos en tiempo


La gobernadora santacruceña se quejó del gobierno de Mauricio Macri.

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, admitió hoy que “aún” no puede pagar los sueldos “en tiempo” y que carece de “los fondos necesarios para atender las necesidades y funcionar con equilibrio fiscal”.

Al dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, insistió en que recibió una provincia “quebrada” y que se ha visto afectada desde que asumió por “políticas del poder central, con una fuerte detracción de la actividad económica, la industria y la obra públicas”.

“No podíamos y aún no podemos pagar los sueldos en tiempo, no tenemos los fondos necesarios para atender las necesidades y funcionar con equilibrio fiscal”, añadió.

También dijo que no puede responder todavía al reclamo de los trabajadores del Estado y de los jubilados porque “la alta variablidad de los ingresos diarios nos impide esta certeza”.

La Bancaria y los bancos, a los “palazzos” en la paritaria

La gobernadora descartó un “achicamiento del Estado”, que “sería lo más fácil para que a la provincia le cierren las cuentas, pero también sería lo más doloroso, lo estamos viendo en todo el país, donde todos los días nos sorprenden con despidos masivos, donde la gente pasa a ser un sobrante descartable”, remarcó.

Kirchner enfatizó en “la defensa del empleo” en un “contexto de políticas nacionales que no consideran el desarrollo de la Patagonia”, además de la baja de aportes por parte del gobierno nacional, de regalías de coparticipación, de quita de reembolsos por los puertos patagónicos, del comercio y el sector empresarial, por lo que solicitó “la extensión de la emergencia comercial”.

“Me gustaría que Macri se ponga a juntar voto por voto para que esto se legalice”

También reclamó por “los despidos en el complejo carbonífero” por el conflicto en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT). La “reincorporación de los 500 despedidos de YCRT ya” se leía en carteles colocados en las bancas de los diputados del propio Frente para la Victoria.

“Quiero la normalización de la Caja de Servicios Sociales” (CSS), dijo en otro pasaje de su discurso, mediante una ley que deberá debatir la Legislatura provincial.

Kirchner mencionó que la obra social provincial pasó en la última década de tener unos 60.000 afiliados a más de 122.000, y anunció el inicio de un trabajo con los municipios para que regularicen sus deudas en concepto de aportes con la CSS, cercana a los 1.100 millones de pesos, y con la Caja de Previsión Social, de 3.160 millones, “casi 4.300 millones que no ingresan a las cajas, sin contar la deuda histórica”.

 

 

Gaceta Mercantil

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com