Por la volatilidad global, se hundió la inversión extranjera en activos locales


 

El ingreso neto de inversiones de cartera de no residentes alcanzó apenas u$s 253 millones, la mitad de lo que había ingresado un año antes. El grueso fue a pesos

En medio de los sacudones globales que golpearon a los mercados de capitales de todo el mundo durante febrero, el ingreso de inversiones financieras a la Argentina se desplomó. El ingreso neto de inversiones de cartera de no residentes alcanzó apenas u$s 253 millones, la mitad de lo que había ingresado un año antes. El ingreso de inversiones directas de extranjeros, las que van a la economía real, se mantuvieron estables en niveles bajos.

En febrero el índice S&P 500 de Wall Street derrapó 4,65%, luego de que datos de empleo e inflación positivos encendieran temores de una normalización más acelerada de la política monetaria en Estados Unidos. La volatilidad en el principal mercado del mundo se trasladó a todas las demás plazas, la argentina incluida, y generó que los inversores que apuesta por países emergentes prefirieran “volar a la calidad”, es decir, reducir sus posiciones de riesgo.

En la Argentina, eso hizo que el dólar minorista agregara un 2,62% de avance al salto de 5,35% que ya había dado en enero. También el índice Merval fue para atrás, con una caída del 5,5%, y el riesgo país ganara 6,6% como resultado de la caída en los precios de los bonos soberanos locales.

Toda esa volatilidad hizo que el ingreso de capitales al mercado local se resintiera.

“Se registraron ingresos netos por u$s 355 millones, como resultado de inversiones de cartera por u$s 253 millones y directas por u$s 102 millones. Con este total, las inversiones de no residentes mostraron una disminución de u$s 233 millones en términos interanuales, explicado por la disminución de las inversiones de cartera”, explicó el Banco Central en su informe sobre la Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario de febrero.

En el mes se registraron ingresos brutos (es decir, sin restar los egresos) por u$s 919 millones, la cifra más baja desde marzo del año pasado, aunque un aumento del 52% respecto al mismo mes de 2017. Los egresos, por otro lado, llegaron a u$s 666 millones (un 490% más que un año antes).

El saldo de esos ingresos y egresos, u$s 253 millones, representó un desplome. Implicó una caída del 48% respecto de febrero del año pasado y del 58% en comparación con enero.

El BCRA distingue a la hora de analizar el ingreso de capitales para inversiones financieras entre aquellos que permanecen en moneda extranjera y los que se van a inversiones a pesos (sería una forma aproximada de estimar cuanto llega para hacer “carry trade”).

Con el dólar en alza, los que entraron prefirieron apostar por un techo cercano de la divisa, ya que fueron mayormente a pesos. “De las inversiones de cartera de no residentes, sólo fueron destinados u$s 9 millones a inversiones nominadas en moneda extranjera”, dijo el informe oficial.

Economía real, tampoco

El ingreso de capitales para inversión en economía real, la inversión extranjera directa, se mantuvo prácticamente estable. No se resintió por la volatilidad global ni encontró catalizadores para un despegue.

“Los flujos netos en concepto de inversiones directas de no residentes del sector privado no financiero totalizaron ingresos por u$s 102 millones, como consecuencia de ingresos brutos por u$s 135 millones y repatriaciones al exterior por u$s 34 millones”, explicó el informe oficial. “Dentro de la llegada de nuevos capitales extranjeros, se destacaron como principales receptores, los sectores Petróleo con u$s 33 millones, Alimento, bebidas y tabaco con u$s 32 millones, Minería con u$s 18 millones y Industria, química, caucho y plástico con u$s 13 millones”, detalló.

El Cronista

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.