Un mix de emprendedor y bohemio


“El flaco Díaz”, así lo conocen en Tudcum, un pueblo pintoresco del departamento de Iglesia ubicado al noroeste de la Provincia de San Juan. Alfredo Díaz (52) es sociólogo y desde hace siete años proveedor de la empresa Aramark que le compra verduras envasadas al vacío, ensalada de frutas y sus dulces, los que comenzó haciendo en su adolescencia para poder estudiar una carrera universitaria fuera de su pueblo.

En promedio, está vendiendo 2.500 kg de verduras procesadas y unos 700 kilos de ensalada de frutas para que la empresa de alimentación abastezca a la mina Veladero, operada por Minera Andina del Sol.

La historia de la fabricación de dulces se remonta al anhelo de Alfredo de tener un título universitario. “Hice el secundario en un internado en la localidad de Rodeo, era eso o nada. No había otra manera. Quería estudiar una carrera y era muy limitado, no había opciones. La Universidad me becó y para estudiar y bancarme el alquiler tenía que hacer algo para ganar dinero. Empecé a elaborar dulce, de una forma muy artesanal, con la típica paila de cobre y la fruta que tenía al fondo de mi casa. Fui creciendo en eso, empezó a moverse más el turismo en el departamento y saqué un crédito en el Banco para construir una fábrica de dulces”, indica el iglesiano que es soltero y tiene una hija que vive en el extranjero.

Cuando desembarcó la industria minera en la zona, este sociólogo, que se describe como una persona activa, tuvo una posición crítica “pero para que la minería genere desarrollo, oportunidades, mano de obra local, empleo y desarrollo de proveedores”.

Para procesar las verduras le vino bien un edificio que ya tenía con la habilitación correspondiente. “Aramark nos dio la posibilidad de articular y trabajar en conjunto. Esto me permitió crecimiento, conocimiento y confiabilidad. Ahora tengo seis empleados todo el año y les puedo garantizar que cobren a tiempo y estén en blanco. Cuando yo hacía dulces no era así, era un artesano. Ellos han sido vecinos o hijos de amigos o fueron a la escuela conmigo”, precisa el emprendedor.

El nombre de su fábrica es Valle de Tudcum y está ahí en su pueblo natal, donde también está su casa, su madre y sus hermanos.

 

 

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.