El oro regresaría a los US$1.320 la onza a final del año


 

El oro cayó en desgracia en la medida que los inversores prefieren refugios seguros como el dólar, los bonos del tesoro estadounidense y el yen a raíz de los temores de que una guerra comercial.

Después de haber sido muy difamado, el oro está a punto de recuperarse en tanto el dólar se debilita, según Pictet Wealth Management.

El metal trepará a US$1.320 la onza para fin de año, dijo el estratega cambiario Luc Luyet, precio que se compara con unos US$1.256 este miércoles. Si bien las tensiones comerciales aún no han aportado demasiado respaldo, una escalada combinada con una caída del dólar podría hacer subir los precios, dijo Luyet desde Ginebra este lunes.

El oro cayó en desgracia en la medida que los inversores prefieren refugios seguros como el dólar, los bonos del Tesoro estadounidense y el yen a raíz de los temores de que una guerra comercial inminente afecte el crecimiento global, reduzca las ganancias y haga bajar los mercados bursátiles y otros activos de riesgo. Al sentimiento bajista se suma la caída de la media móvil de precios de 50 días por debajo de la de 200 días el viernes, algo que los analistas denominan cruce de la muerte y que indica más bajas. Los precios rondan actualmente el nivel más bajo desde diciembre.

“Seguimos creyendo que el dólar tuvo su pico en enero de 2017 y por ende la fortaleza reciente es una suerte de repunte temporal y prevemos más declinaciones en adelante”, dijo Luyet en una entrevista telefónica. “Aunque no es nuestra hipótesis, si vemos una tensión comercial mayor, eso en algún punto podría ser positivo para el oro”, dijo. A esto agregó que podría llevar a un menor crecimiento global y a una mayor incertidumbre, dos motores normalmente positivos para el oro.

Otros analistas también han dado su respaldo al metal. Suki Cooper, analista de metales preciosos de Standard Chartered Plc, considera que el oro tocará los niveles más altos en cinco años a fines del año en curso, lo que implica que los precios podrían subir hacia US$1.400, en tanto Bart Melek, responsable global de estrategia de materias primas de TD Securities en Toronto, dijo prever que el metal comenzará a repuntar en el último trimestre.

El retroceso del oro también se vio impulsado por el vuelco restrictivo de la Reserva Federal en materia de política económica en tanto una economía en auge ajusta el mercado de trabajo y eleva los riesgos inflacionarios. La semana pasada, los fondos de cobertura y los especuladores recortaron sus apuestas largas netas al nivel más bajo desde comienzos de 2016, mientras que los activos de SPDR Gold Shares, el mayor fondo cotizado en bolsa respaldado por el metal, son los de menor magnitud desde agosto.

La caída del oro refleja el efecto positivo que tendrán las rebajas de impuestos estadounidenses en el crecimiento y el dólar así como también las tasas de interés en alza, dijo Luyet. Por ahora, el impacto de los recortes impositivos es mayor que el impacto potencial del proteccionismo, dijo.

La Reserva Federal probablemente eleve las tasas de interés dos veces más este año y en dos oportunidades en 2019, mientras que es probable que, por su parte, el Banco Central Europeo comience a ajustar en septiembre del año próximo, dijo Luyet. Esto debería orientar la divergencia de la política monetaria a favor del euro en relación con el dólar y ser positivo para el oro en la moneda estadounidense, dijo. Considera que el oro llegará a US$1.350 en un lapso de 12 meses.

A más corto plazo, la demanda de joyas tiende a ser relativamente fuerte entre agosto y enero debido a los festivales en India y China, y eso debería dar respaldo o al menos limitar la baja, dijo Luyet, que tiene seis años de experiencia en divisas y metales preciosos.

 

 

El Espectador

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com