Resaltan que la minería y el turismo pueden coexistir y complementarse


 

En varias partes del mundo ambas actividades no solamente no se contraponen, sino que llegan a potenciarse mutuamente. En Zacatecas, México, una mina funciona también como discoteca.

Un informe periodístico destacó la convivencia sin conflictos entre el turismo y la minería en distintos países como Chile, México, Estados Unidos, España y Nueva Zelanda.

En Chile, es creciente el número de turistas interesados en conocer minas como Chuquicamata y El Teniente, así como en la comarca de Río Tinto, en la región de Huelva, al sur de España, donde se rehabilitó un antiguo ferrocarril minero y se realizan visitas turísticas a la zona, indicó el sitio mexicano Peninsular Digital.

El mismo informe resaltó que en todo México y en muchas otras partes del mundo abundan los ejemplos de cómo el quehacer de estas dos industrias no sólo no se contrapone, sino que llega a ser complementario.

En México, además de capitales de Estados como Guanajuato, Zacatecas y San Luis Potosí, que florecieron junto con la actividad minera, dos de cada tres de los llamados “Pueblos Mágicos”, que son de los principales atractivos promovidos desde el gobierno durante los últimos años, especialmente para el desarrollo del turismo interno, son pueblos mineros. Son los casos de Real del Monte, en Hidalgo; Taxco y Santa Prisca, en Guerrero; Álamos, en Sonora; Real de Catorce, en San Luis Potosí; y Bernal, en Querétaro, entre otros.

También en México existen centros turísticos en los que funcionan simultáneamente minería y turismo, como el caso de Guanajuato, con la mina El Cubo en operación; También Zacatecas, donde existe una mina que funciona como discoteca, y Chihuahua, con una mina de cristales de yeso única en el mundo.

En tanto, en Estados Unidos, en el valle de Napa, California, se producen algunos de los mejores vinos de América donde la minería estuvo activa hasta el año 2000. Y la mina de oro Martha, en Waihi, Nueva Zelanda, es de tajo abierto y no interfiere con la vida diaria de la ciudad.

Son sólo algunos ejemplos notables de cómo pueden no sólo coexistir estas dos actividades, sino tener carácter complementario.

En México, durante los últimos años la minería ha experimentado un gran crecimiento y llegó a ser la cuarta fuente de divisas del país, sólo por detrás de las industrias petrolera y automotriz y el envío de remesas desde el extranjero.

Otro factor económico relevante de la minería es que genera empleos de calidad en los que, en promedio, se pagan 35% más que en otros sectores.

Sustentabilidad

Diversos especialistas en cuidado del medio ambiente coinciden en que, cuando la minería se da de forma responsable y comprometida, con operaciones que utilizan la tecnología más moderna, se apegan a los más estrictos estándares nacionales e internacionales en la materia y observan escrupulosamente las leyes y normas en la materia, la minería coexiste de manera segura con el resto de las actividades económicas, y no sólo no representa un riesgo para la salud de los habitantes de las comunidades aledañas, sino un factor de gran importancia para impulsar el desarrollo económico y la calidad de vida.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com