Chubut necesita diversificar su matriz productiva


 

Fue presentado en Trelew por la consultora especializada Abeceb, por impulso de la Cámara de Industria y Comercio del Este del Chubut (CICECh) y la Cámara de Industria, Comercio y Turismo de Puerto Madryn (CAMAD). Uno de los ejes de la propuesta se vincula con el aprovechamiento del potencial minero y en generar un plan de desarrollo para la Meseta.

Por iniciativa de la Cámara de Industria y Comercio del Este del Chubut (CICECh) en conjunto con la Cámara de Industria, Comercio y Turismo de Puerto Madryn (CAMAD), la consultora especializada en economía Abeceb, con sede en Buenos Aires, presentó el llamado “Plan productivo de la provincia del Chubut”. Se trata de un estudio profundo de la economía de la provincia en el que se marcó la necesidad de diversificar la matriz productiva.

La presentación se llevó adelante en un colmado auditorio de la CICECh, en Trelew, el jueves por la noche, y estuvo encabezada por el presidente de la Cámara, Rubén Villagra. Participaron además referentes de distintos sectores comerciales y empresariales, el subsecretario de Coordinación Financiera del Chubut, Luis Tarrío; el presidente de Corfo Chubut, Sixto Bermejo; las diputadas provinciales Gabriela Dufour y Florencia Papaiani; el presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Fabián Gómez Lozano; los concejales Florencia Rossi y Oscar Villarroel; y el referente local del Ministerio de la Producción de la Nación, Ignacio Torres.

El estudio fue presentado por Gustavo Perego, director comercial de Abeceb, junto a Javier Cao, líder de Proyectos de la consultora; y en el mismo se hizo hincapié en el hecho de que la economía de Chubut se concentra en pocos sectores productivos que, en general, cuentan con “perspectivas futuras no muy favorables”, indicó Cao.

La realidad productiva local, combinada con el déficit estatal que se observa de manera creciente desde el año 2010, genera la necesidad de que Chubut diversifique su matriz productiva, con especial hincapié en la industria minera, en las energías renovables como la eólica y otras actividades como la frutihortícola, la acuícola, la industria forestal y el complejo cárnico, remarcó el estudio.

Déficit y desempleo

En cuanto a la minería se marcó la importancia para la economía de Chubut, golpeada por el déficit y un creciente desempleo, de aprovechar al máximo el potencial de la industria no solamente por su explotación primaria, sino sobre todo por los servicios anexos, como base para lograr un encadenamiento productivo.

En este sentido se explicitó la relevancia de exigir a las empresas acciones y programas de responsabilidad social y también de desarrollo de proveedores locales, para generar incluso sinergias con otras industrias que podrían estar relacionadas, como la textil a partir de la provisión de indumentaria.

La zona más postergada

En este punto se puso énfasis en gestionar un plan de desarrollo regional para la que se describió como “la zona más postergada de la provincia”: la Meseta Central. Entre las acciones se propuso “la creación de un clúster industrial en la Meseta para promover la llegada de inversiones de sectores que obtendrían ventajas comparativas naturales en la región, como el sector lanero, las energías renovables y la industria minera”.

En relación con el diagnóstico general de Chubut, Abeceb identificó que la estructura productiva se encuentra concentrada en muy pocos sectores -con particular relevancia de la industria petrolera-, de los cuales solamente cuatro explican el 99% de las exportaciones: la pesca, el aluminio a través de Aluar, el petróleo y la lana.

Esos cuatro rubros productivos son a su vez los que mayor cantidad de empleo privado registran. El petróleo y gas emplean a 12.433 personas (de los cuales solo 2.371 corresponden a empresas productoras y el resto, de servicios); la pesca a 7.369 personas, el aluminio a 3.000 (1.452 corresponden a Aluar Puerto Madryn) y la producción ovina a 1.713. Más atrás queda la alicaída industria textil, con epicentro en Trelew, con 665 empleos registrados.

A su vez, los rubros productivos más destacados se concentran en la zona de la costa y en menor medida en la Cordillera, región esta en la que resaltan el turismo y en menor medida los productos textiles.

En tanto, aunque la Meseta se asocia a la ganadería ovina, los mayores stocks están en Río Senguer, en la zona suroeste de Chubut.

Vulnerabilidad

Esta situación, según diagnosticó Abeceb, generó una “elevada vulnerabilidad externa, así como un retraso en el desarrollo de la Meseta Central”. Esta región “presenta bajos ingresos e indicadores sociales limitantes debido a la falta de actividades económicas y al declino de la actividad ovina”, lo cual ha generado “conectividad vial limitada, precariedad en viviendas rurales y carencia de servicios básicos, baja densidad poblacional y 11% de analfabetismo”, entre otros indicadores.

A esto se sumó una tendencia negativa en los principales sectores económicos, donde la producción de petróleo ha sido muy golpeada por la crisis internacional del sector y, aunque se evidenció este año una recuperación del precio, “difícilmente -dijo Abeceb- pueda escapar a la tendencia de largo plazo: la inversión local se concentrará cada vez más en recursos no convencionales”, como los que tiene Neuquén con Vaca Muerta. Además en Chubut “el envejecimiento de las cuencas tradicionales las vuelve menos atractivas”.

Esta situación desembocó en un crecimiento del Producto Bruto de Chubut por debajo de la media nacional y en un fuerte aumento del desempleo en algunas regiones, lo que se sumó al notable incremento del empleo público registrado en los últimos años.

En consecuencia, a modo de propuesta, la consultora indicó que es necesario que Chubut aproveche “a pleno los recursos naturales presentes en cada una de sus regiones, en combinación con un desarrollo sustentable a largo plazo, tanto en términos ambientales como económicos”; además de la generación de encadenamientos productivos a partir del “agregado de valor en origen por la industrialización de las materias primas de la provincia y mediante el desarrollo de una red de proveedores que abastezca a las principales industrias locales”.

Ante este panorama, Abeceb planteó cinco ejes estratégicos: reducción de la tasa de desempleo en el corto plazo, generar un marco inversor favorable para propiciar el desarrollo de nuevos negocios, mejorar la competitividad de la provincia del Chubut, llevar adelante una política sectorial orientada a la mejora de la actividad de los complejos, entre los cuales se encuentra el desarrollo de la industria minera; y diseñar un plan de desarrollo regional de la Meseta Central.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com