El Accidente en Brumadhino y la geomorfolofía


La televisión brasilera (TV Globo – Belo Horizonte) se encargó de mostrarnos un video del preciso momento en que se produjo el colapso del dique de colas de la mina de hierro Corrego do Feijao, el 25 de enero, provocando uno de los peores accidentes de este tipo a nivel mundial.

El dique, de 86 metros de altura, era de antigua construcción, ubicado en la parte mas baja de una hondonada natural y construido en etapas, aumentando su altura a medida que se incrementaba el volumen de “colas” o residuos enviados desde la planta de concentración. Los residuos eran rocas molidas y agua para facilitar su transporte hasta el dique usando cañerías.

En este caso el incremento de la altura del dique se hizo por el método de crecimiento “aguas arriba” que consiste en ir apilando bermas en parte apoyadas sobre la berma anterior y en parte sobre los propios residuos depositados hasta ese momento, de modo tal que el dique no crece en forma vertical sino inclinado hacia aguas arriba, como si fuera “tapando “ a los residuos.

El método de crecimiento “aguas arriba” es el más barato para su construcción pero el que menos garantías ofrece en cuanto a su resistencia tanto para la estabilidad del dique como para la del material depositado. Los ingenieros dedicados a esta especialidad aconsejan hoy en día utilizar otros métodos constructivos.

Desde el punto de vista geomorfológico en este caso se dieron todas las condiciones para generar un colapso por el deslizamiento repentino de los residuos y provocar una avalancha, una especie de flujo similar a un aluvión (sólidos con agua), que en pocos minutos arrasó con todo lo que encontró aguas abajo hasta cierta distancia.

Las condiciones para que se genere el deslizamiento son:

1.- Los residuos sólidos están saturados de agua y ante una inestabilidad pueden “licuarse”, es decir transformarse en fluidos.

2.- La hondonada es una especie de plano inclinado hacia la base del dique y sobre ese plano están apoyados los residuos.

3.- El peso de los residuos (varios millones de toneladas) que se ejerce sobre un plano inclinado genera una componente vertical (hacia abajo) que se anula por la resistencia de las rocas subyacentes, y otra componente horizontal que ejerce presión en forma directa sobre el dique.

4.- En el momento en que la presión de la componente horizontal vence la resistencia del dique, este se rompe y se desplaza empujado por los residuos apoyados sobre el plano inclinado y, en cuestión de segundos, todo el conjunto se desliza hacia abajo siguiendo la pendiente del terreno con consecuencias catastróficas.

Si bien creemos que la minería moderna de nuestro país viene trabajando con estándares mucho mas exigentes en materia de seguridad, sería conveniente que las autoridades mineras y ambientales tomen debida nota para desalentar y/o rechazar métodos constructivos que han fracasado en otros lugares.

Por Eddy Lavandaio – Geólogo. Exdocentes

 

Fuente: Los Andes

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com