Las 30 mayores minas de oro del mundo extrajeron 737 toneladas en 2018


 

La producción de las 30 mayores minas de oro mundiales ascendió a 737 toneladas en 2018, un 6% más respecto a las 695 toneladas que se registraron en el año anterior. Oceanía y América del Norte acaparan el mayor número de explotaciones de esta lista. Más de la mitad de las mismas están en manos de las cinco primeras compañías mineras del ránking mundial.

Según los datos que se desprenden del informe Gold Focus 2019, de la consultora británica Metals Focus, las 30 mayores minas de oro mundiales incrementaron su producción alrededor de un 6% interanual en 2018, alcanzando una cifra conjunta de algo más de 737 toneladas.

La mina más importante ha sido, un año más, la de Grasberg (Indonesia) que, además, ha incrementado su producción un 74% en 2018, alcanzando las 83,9 toneladas. Por detrás se sitúan las minas de Muruntau (Uzbekistán), con 61,5 toneladas (un 1% más que el año anterior) y Olimpiada (Rusia), con 41,1 toneladas, un 1% más.

 

El país que acapara el mayor número de grandes minas, cinco en total, es Australia, segundo productor mundial en 2018, con 315 toneladas: Cadia Valley, Boddington, Kalgoorlie Super Pit, Tanami y Tropicana).

Estados Unidos, cuarto productor mundial (222 toneladas en 2018) cuenta con tres: Cortez, Carlin y Goldstrike. Rusia, que fue el tercer mayor productor de oro el año pasado (297 toneladas) alberga dos grandes minas en su territorio: Olimpiada y Kupol).

Llama la atención que el mayor productor de oro durante la última década, China, no cuenta con ninguna de las 30 mayores minas en su territorio. Pese a ello, el país siguió encabezando en 2018 la lista de productores de oro, con 404 toneladas.

Distribución geográfica

Por continentes, Oceanía es la que acapara un mayor número de minas de este selecto listado, un total de siete, que se reparten entre Australia (cinco), Papúa Nueva Guinea e Indonesia (si incluimos a este país en Oceanía, ya que Grasberg se encuentra en la zona más cercana a este continente).

América del Norte acapara seis minas (tres en Estados Unidos, dos en Canadá y una en México), el mismo número que África (República Democrática del Congo, Tanzania, Ghana, Sudáfrica, Egipto y Burkina Faso).

Asia cuenta con cinco de las mayores minas de oro mundiales (dos en Rusia, dos en Uzbekistán y una en Kirguistán), al igual que Sudamérica (dos en Argentina y una en Perú, Brasil y Surinam), mientras que en Centroamérica hay una, en la República Dominicana.

 

Propiedad

Por lo que se refiere a la estructura de propiedad, las cinco mayores compañías mineras de oro mundiales (Barrick Gold, Newmont Mining, AngloGold Ashanti, Kinross Gold y Polyus Gold) controlan o participan en un total de 17 minas.

La canadiense Barrick Gold dispone de participación en cinco minas: Olimpiada, Pueblo Viejo, Goldstrike, Kalgoorlie Super Pit y Veladero).

La estadounidense Newmont Mining, segunda minera mundial, participa en seis explotaciones: Carlin, Boddington, Kalggorlie Super Pit, Merian, Yanacocha y Tanami.

AngloGold Ashanti, tercera en el ránking, participa en tres minas: Kibali, Geita y La Herradura. La cuarta minera, Kinross Gold, tiene participaciones en dos minas: Paracatu y Kupol. Y la rusa Polyus Gold, quinta minera mundial, posee el 100% de la mina de Olimpiada.

Hablando de participaciones accionariales, varios gobiernos nacionales intervienen en la estructura de propiedad. Así, el Gobierno de Uzbekistán es propietario al 100% de las dos minas de oro que existen en su territorio: Muruntau y Zarafshan, cuya producción conjunta fue de 91,5 toneladas de oro en 2018.

El Gobierno de Indonesia cuenta con una participación mayoritaria (52,8%) en la mina de Grasberg. El 48,8% restante pertenece a la minera estadounidense Freeport McMoRan.

Por su parte, el Gobierno de Surinam cuenta con un 25% de las acciones de la mina de Merian, cuya mayoría accionarial ostenta la estadounidense Newmont Mining.

Y en África, los gobiernos de Ghana y Burkina Faso cuentan con un 10% de propiedad de las minas de Tarkwa y Essakane, respectivamente. Gold Fields, en el caso de Ghana, e IAMGOLD, en el de Burkina Faso, poseen el 90% restante.

 

Producción

Por último, en cuanto a su desempeño durante el pasado año 2018, la mina que más ha incrementado su producción con respecto a la cifra del año anterior es Grasberg, que ha pasado de 48,3 a 83,9 toneladas (+74%).

La mina brasileña de Paracatu también registró un incremento significativo en 2018: 16,2 toneladas, un 45% más que las 11,2 registradas un año antes.

Por su parte, la mina australiana de Cadia Valley pasó de 17 toneladas en 2017 a 23,4 en 2018 (+38%), mientras que la congoleña de Kibali aumentó su producción de las 18,5 a las 25,1 toneladas (+35%).

Por el lado contrario, las minas de Kalgoorlie Super Pit (Australia) y Kupol (Rusia), vieron cómo su producción descendía un 15% en 2018 respecto al año anterior, hasta las 19,5 y 14 toneladas, respectivamente.

 

Oroinformación

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com