Canadá tendrá seis nuevas minas de oro en explotación en el año 2022


En pleno debate sobre el futuro de la producción mundial de oro, algunos de los principales países productores de metal han apostado por la exploración de nuevos yacimientos con vistas a garantizar el futuro de la producción. Es el caso de Canadá, que contará con seis nuevas minas de oro en fase de producción en el año 2022.

Las estimaciones de la compañía de análisis GlobalData apuntan a que la producción de oro del país va a crecer a un ritmo anual de un 2,7% entre 2019 y 2023, hasta alcanzar los 7,6 millones de onzas (236,4 Tm).

Canadá cerró 2018 como el quinto mayor productor mundial de oro, con 189 toneladas, después de haber aumentado la producción un 10,4% respecto a la cifra del año anterior, según los datos del informe Gold Focus 2019, de la consultora británica Metals Focus.

Este incremento de la producción se debió, en gran medida, a las minas de Brucejack y Rainy River, que pasaron de producir 189.000 onzas (5,87 Tm) en 2017 a 603.000 onzas (18,75 Tm) en 2018.

Otras fuentes sitúan la producción en los 6,9 millones de onzas (214,6 Tm), con lo que Canadá se situaría como el cuarto mayor productor, por detrás de China, Australia y Rusia. Según estas fuentes, la producción de 2018 aumentó un 14,2% con respecto a 2017, y representó el 6% del total global.

El aumento que la consultora prevé en la producción de oro del país en el periodo 2019-2023 se apoya en la entrada en funcionamiento a corto plazo de una serie de nuevas explotaciones, que van a aumentar la cantidad de mineral extraído.

En concreto, durante este mismo año comenzarán a producir oro las minas de Meliadine (Nunavat, en la imagen), Eagle Gold (Yukón) y Lamaque (Quebec). Para 2020 está previsto que entre en fase de producción la mina de Kerr-Sulphurets-Mitchell (Columbia Británica), mientras que otras dos minas de esa región, Blackwater Gold y New Prosperity, lo harán en 2021 y 2022, respectivamente.

Según Vinneth Bajaj, analista de minería de GlobalData, “estas seis minas, con una producción combinada anual de más de 2,2 millones de onzas de oro (68,4 Tm), van a contribuir al crecimiento del mercado en 2021 y a soportar la recuperación en 2023. Además, su entrada en producción va a servir para compensar el impacto del cierre de diversas minas, como las de Minto y Taylor, en 2021, y las de 777, Croinor y Touquoy, en 2022, mientras el sector se enfrenta a problemas como la financiación de las minas, el crecimiento de los costes de producción y el descenso del grado de concentración de oro en el mineral extraído”.

Oroinformación

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com