Vestigios de una minería distinta


Castaño Viejo y Nuevo en Calingasta, los vestigios de una minería distinta
Una impactante galería de fotos muestra cómo están hoy las construcciones que le ganan al tiempo en Villa Nueva, como testigos del esplendor de la actividad económica.

Un ambicioso proyecto minero hizo historia en la precordillera sanjuanina, precisamente en la localidad de Villa Nueva en el departamento Calingasta. Comenzaba a extraerse oro, zinc y plomo a través del método de lixiviación con cianuro en Castaño Viejo, al sur del margen del río Castaño. Hoy, aún sobreviven gran parte de las instalaciones y son testigos del esplendor de una época.

«Las reservas de oro y plata se habían descubierto en 1863 en Castaño Viejo y las del Nuevo en 1885», destacó a Diario La Provincia SJ, el director de Turismo de Calingasta, Heber Tapia quien está abocado a realizar una investigación sobre los emprendimientos para una futura publicación.

Con Castaño Nuevo y a la prometedora explotación le siguió un intenso movimiento de transporte de los minerales, altamente demandados en industrias del país, entre fines de los 50 y los años 60. En la zona también se había levantado un barrio de 800 casas al pie de la montaña. Así a las numerosas fuentes de trabajo le siguió un impulso a la economía.

Las minas de Castaño Viejo y Castaño Nuevo tuvieron gran incidencia en la minería nacional, sobre todo entre los años 1950 y 1965. Ambos yacimientos contenían polimetálicos de alta ley y contaban con sus propias plantas de tratamiento de minerales para la recuperación de los metales, señaló una investigación de la UNSJ

En Castaño Viejo se explotaron vetas mineralizadas con sulfuros de plomo, cinc y otros metales asociados a éstos, como cobre y antimonio y también plata. Mientras que en Castaño Nuevo poseía oro, plata y cobre. Para trabajar se construyó un dique de colas de casi 60.000 m2, sobre la quebrada del Castaño, a 5 km en línea recta de las minas.

Pero a este esplendor le siguió la debacle de la actividad cuando disminuyó el material para extraer y hasta una crecida del río Castaño ya le había jugado una mala pasada arrasando gran parte de la zona donde estaba el barrio.

En impactantes fotos, Tapia mostró su recorrida por la zona que encierra una parte clave de la historia minera local y en la que se trabaja para hacerla más reconocida.

Diario La ProvinciaSJ

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com