Dos detenidos por amenazas contra la planta de Livent en Antofagasta


La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita de Catamarca denunció que fueron arbitrarias. Serán indagados.

Dos integrantes de la Comunidad Indígena Atacameños del Altiplano, de Antofagasta de la Sierra, fueron detenidos ayer por supuestas amenazas contra la planta de la empresa minera Livent y serán indagados por el fiscal de la Tercera Circunscripción Judicial, Jorge Flores. La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita de Catamarca, el Partido Obrero y otras agrupaciones ambientalistas cuestionaron la medida, denunciaron que las detenciones fueron arbitrarias y que forman parte de una maniobra persecutoria.

Hugo y Ramón Calpanchay fueron detenidos y trasladados a la Comisaría de Antofagasta de la Sierra luego de haber amenazado con prender fuego las instalaciones de Livent, según informó el fiscal Flores en diálogo con El Ancasti. El fiscal descartó que se trate de una cuestión arbitraria y explicó que los detenidos permanecerán en esa condición hasta tanto el juez de Control de Garantías resuelva sobre su situación. Además, serán indagados por la autoridad judicial.
Por su parte, la Unión de los Pueblos denunció «nuevas detenciones ilegales» y pidió por la inmediata liberación de los comuneros.

«Denunciamos la violación y usurpación del territorio comunitario de la Comunidad Indígena Atacameños del Altiplano en el Salar del Hombre Muerto por parte de la empresa minera Livent para la extracción de litio. Esta usurpación, a su vez, es amparada por el accionar contrario a derecho del fiscal Jorge Flores de la ciudad de Belén, quien es de público conocimiento tiene intereses económicos personales y familiares en el desarrollo de dicha actividad mediante la prestación de servicios logísticos, lo que configura una incompatibilidad manifiesta para su función pública», denunciaron los miembros de los caciques y secretarios de la Unión.

Para los pobladores, esto forma parte «de los reiterados intentos por amedrentar y hostigar a las comunidades que se proponen defender el territorio que habitan» y denunciaron que la detención de los Calpanchay se realizó «con una orden sin justificación». «Ésta no es la primera vez que dichos funcionarios públicos actúan en contra de los derechos de las comunidades originarias, desconociendo su existencia y ejerciendo un acto de discriminación explícita hacia comuneros por el solo hecho de ser indígenas», expresaron.

En ese sentido, exigieron la liberación inmediata de los detenidos y pidieron al fiscal y las fuerzas de seguridad «cesar con las reiteradas violaciones a los derechos humanos y colectivos de las comunidades».
En un comunicado, recordaron que «hace unas semanas fue la familia Morales la que sufrió en carne propia la violencia del Gobierno» y aseguraron que esto «no es casualidad». «Lo sucedido es y será la manera en la que el Gobierno va a tratar a todos aquellos que se quieran oponer al saqueo de las empresas mineras», dispararon.

Antecedente
Los integrantes de esta Unión de los Pueblos hicieron referencia a lo que había ordenado la fiscal subrogante Verónica Saldaño, que a fines de octubre ordenó la detención de los hermanos Hortencia, Evelia y Santiago Morales, quienes se opusieron a que les derribaran un alambrado de su propiedad para permitir el paso de camiones de tránsito pesado que se dirigen hacia el proyecto minero Fénix, que explota la empresa Livent en el Salar.
Por este caso hubo cuestionamientos al intendente de Antofagasta, Julio Taritolay (JPC), ya que la familia Morales había acordado que se permitiría el paso de los vehículos siempre y cuando la municipalidad refaccionara el lugar para que ellos pudieran seguir con su labor del cuidado de animales, pero las obras prometidas por Taritolay no se concretaron y la familia decidió volver a cerrar el paso.

También se desató un conflicto de tierras, ya que los títulos del lugar no están saneados y muchos figuran como terrenos fiscales.
Allí intervino el Gobierno y presentó una denuncia por intermedio de Fiscalía de Estado para que se libere el paso, lo que generó mayores tensiones en el lugar.

Respaldo
El Partido Obrero se solidarizó con los detenidos y aseguró que su detención «se da en un cuadro de persecución y hostigamiento por parte del Estado provincial, que usa a la Justicia, en claro beneficio de las corporaciones». Lo hicieron mediante un comunicado que firmaron los principales referentes del partido a nivel provincial.

Asamblea
Ayer por la tarde en la glorieta de la plaza 25 de Mayo, en la Capital, se reunieron representantes de la asamblea antiextractivista «Valle en Movimiento». Con la consigna #LosPatosNoSeToca, expusieron sobre la situación actual de las obras en Antofagasta de la Sierra, donde denuncian que se están realizando trabajos sobre el río Los Patos.

El Ancasti

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com