Las mineras tendrán que invertir 37.000 millones de dólares en exploración hasta 2025


Mucho se está debatiendo en estos días sobre el futuro de la producción mundial de oro. Una de las claves para que ésta se mantenga durante los próximos años es la exploración: las compañías mineras tendrán que aumentar su presupuesto en esta área para realizar nuevos descubrimientos que puedan suplir a las minas que se van agotando.

El debate sobre el futuro de la producción mundial de oro está en pleno apogeo. Si hace unos días nos hacíamos eco de las conclusiones de un informe de Fitch Solutions que preveía un crecimiento anual del 2,5% en la producción global hasta 2029, con Rusia como futuro líder, otro informe, en este caso de la consultora Wood Mackenzie, incide en la necesidad de aumentar el presupuesto en el área de exploración,

Según este último informe, publicado el pasado 17 de junio, las principales mineras de oro mundiales tendrán que invertir unos 37.000 millones de dólares en exploración hasta el año 2025 si quieren mantener el nivel de la producción de 2019 y evitar el estancamiento.

En palabras de Rory Townsend, responsable de investigación de oro de la consultora, “antes del brote de coronavirus, el hecho de que el suministro de oro se estuviera acercando a su techo era una posibilidad real. Ahora, con los programas de exploración en pausa o suspendidos y la interrupción del suministro afectando a las cifras de producción, el techo está a la vista”.

La investigación de Wood Mackenzie estima que el sector minero debe encontrar nuevos yacimientos que aporten al menos 250 toneladas para 2025, si quiere mantenerse en los actuales niveles de producción. Esto equivaldría a desarrollar 44 nuevos proyectos.

Según Townsend, “si todos los proyectos probables salen adelante antes de 2025, prácticamente servirían para mantener el nivel de producción de 2019. Lo más probable, sin embargo, es que se produzcan retrasos entre todos estos activos, debidos a problemas con los permisos, priorización de otros proyectos de capital y cambios de objetivos”.

Respecto a la fórmula que debe seguir el sector minero para rellenar el actual vacío que existe en los proyectos futuros, el informe de Wood Mackenzie apunta que puede ser mejor apostar por los proyectos más pequeños, que requieren menor inversión de capital y tienen menos problemas para ser autorizados.

“En un momento de elevada incertidumbre en el panorama económico, los proyectos de explotaciones de oro más grandes pueden encontrar mayores dificultades en obtener financiación, hasta que no haya una mayor claridad. Los proyectos más pequeños constituyen una posibilidad mucho más atractiva. Tienen la ventaja de requerir una inversión de capital inicial más reducida y pueden desarrollarse con mayor rapidez y eficiencia, especialmente los que son a cielo abierto y las minas que ya han sido explotadas. El inconveniente de estos proyectos es que tienen mayores dificultades para convertirse en explotaciones rentables”, concluye Townsend.

Oroinformación

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com