Un reconocido inversor lanzó una advertencia sobre el oro y su precio récord



Jim Rogers, cofundador junto a Soros del grupo Quantum, anticipó que el metal tiene mucho recorrido por delante. Pero no oculta su cautela

El inversor multimillonario estadounidense Jim Rogers, presidente de Rogers Holdings y cofundador junto con George Soros del grupo de fondos Quantum, advirtió que la próxima crisis financiera podría ser aún peor que la de este año.

«Hemos tenido un gran rally porque los gobiernos de todas partes han impreso y gastado cantidades asombrosas de dinero, pero eso solo significa que la próxima vez será aún peor», señaló Rogers en declaraciones al medio Kitco News.

Según el comentarista financiero, aunque el estímulo monetario puede haber proporcionado alivio a corto plazo para los mercados financieros, la enorme cantidad de deuda creada tendrá un impacto negativo para la economía a largo plazo.

«Hace seis meses Estados Unidos era la mayor nación deudora en la historia del mundo. Nunca nadie ha estado tan endeudado. Desde entonces, EE.UU. ha aumentado su deuda en billones más», observó Rogers.

En este contexto, el experto se refirió al mercado del oro: el inversor aseguró que los precios todavía tienen mucho espacio. Según Rogers, el inversor Warren Buffett no entró en el mercado del oro demasiado tarde con su reciente compra de acciones de Barrick Gold.

«Si estoy en lo cierto, el oro va a subir mucho, mucho, mucho más antes de que esto termine», sostuvo.

Sin embargo, lanzó una advertencia a todos los inversores: «El oro puede convertirse en una burbuja».

Como en cada crisis importante, el oro volvió a valorizarse de forma extraordinaria durante esta pandemia, por lo que muchos analistas consideran que pasa por una nueva burbuja en sus precios. La onza troy de este metal cotizó el 20 de agosto a 1.937 dólares, alejándose un poco de los 2.067 dólares que alcanzó a principios del mes, según consignó la agencia Sputnik News.

La estrategia de Buffett
El fondo de inversión Berkshire Hathaway, del multimillonario estadounidense Warren Buffett, anunció el viernes que vendió acciones de algunos de los mayores bancos de EE.UU., reduciendo sus participaciones en Wells Fargo. y JPMorgan Chase, y saliendo de una inversión en Goldman Sachs.

En un expediente reglamentario en el que se detallan sus inversiones que cotizan en bolsa en los Estados Unidos al 30 de junio, Berkshire también reveló una nueva inversión en acciones por valor de 563,6 millones de dólares en la empresa Barrick Gold, con sede en Toronto, una de las mayores empresas mineras del mundo.

Las acciones de Barrick se han beneficiado del aumento del precio del oro, que estableció un récord la semana pasada, y aumentaron un 3,2% en las operaciones fuera de horario después de la divulgación de Berkshire. Berkshire redujo su participación en Wells Fargo en un 26% en el trimestre a 237,6 millones de acciones.


Cómo se invierte desde la Argentina
A nivel local, las transacciones físicas de este metal no son tan fáciles de realizar porque el mercado argentino tiene sus limitaciones a causa del cepo cambiario, debido a que el oro también es considerado una divisa.

Por lo tanto, en su forma material prácticamente no se puede adquirir, pero sí a través de algunos instrumentos financieros que se comportan de igual manera en el precio que esta moneda.

Es decir, el ahorrista puede comprar papeles locales y extranjeros que replican la cotización mundial del oro, y así conseguir su misma rentabilidad.

Según Ignacio Abuchdid, analista de Invertir en Bolsa (IEB), «las mismas ofrecen una correlación directa con el precio del oro, pero son más sensibles a la variación del valor de este metal debido a los riesgos adicionales que implican las acciones. Lo que significa que, en períodos alcistas en el precio del oro, estos vehículos son una gran herramienta para comprarlo».

En resumidas cuentas: «A nivel doméstico, se puede acceder a través de Cedears de empresas, como por ejemplo el de Barrick Gold (denominado GOLD)».

Tomando este último caso, también pueden comprarse acciones de mineras de forma individual, ya sea por el riesgo que insume cada empresa, que es algo independiente de la variación del precio de este metal. Las mismas están denominadas como GDX (mineras de oro) y GDXJ (mineras de oro junior).

Daniel Vicien, director comercial de Balanz, coincide: «Si sólo tenés cuenta en Argentina, se puede comprar un Cedear de minas de oro, como las de Barrick Gold, que es la que opera mayor volumen».

Por la crisis mundial, el oro subió de precio porque es elegido como refugio de valor

Por la crisis mundial, el oro subió de precio porque es cada vez más elegido como refugio de valor
O también, se pueden adquirir certificados de las otras tres firmas mundiales que son comercializadoras de este metal y que cotizan en ByMA (Bolsas y Mercados de Argentina), como Gold Fields (GFI), Novagold (NG) y Yamana Gold (AUY).

Cabe aclarar que los Certificados de Depósito Argentinos, de allí deriva su sigla (Cedear), representan a las acciones de empresas que cotizan en el exterior, en especial, en los mercados de la Bolsa de Nueva York, y que se pueden adquirir en la plaza doméstica por medio de una Sociedad de Bolsa.

Estos Cedears cotizan en pesos y, para Vicien, son una forma de, simultáneamente, «seguir al oro y al dólar contado con liquidación», debido a que se comportan localmente como los activos extranjeros que cotizan en moneda estadounidense.

Incluso, estos canales bursátiles son los únicos para acceder a este tipo de metal en Argentina.

Iprofesional

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com