El pueblito cordobés que cambió la minería por el turismo


Se trata de San Carlos Minas, un sitio que hoy es elegido por sus ríos cristalinos y su vegetación agreste. En el siglo XVIII, se instalaron varios yacimientos de los que se extraía plata y oro.

San Carlos Minas, un pueblito a 220 km de Córdoba, está marcado por su tradición minera: allí funcionaron varios yacimientos de extracción de oro y plata. Sin embargo, en los últimos años, se transformó en un verdadero polo turístico.

Alrededor de 1828, San Carlos Minas ya tenía en funcionamiento varias minas desde las que se extraían lingotes de oro y plata que luego se enviaban a la Casa de la Moneda de Córdoba. Además, con el plomo residual, creaban municiones. El pueblo fue escenario también de guerras entre unitarios y federales.

Sin embargo, con la baja en la disponibilidad de minerales, las sequías y un alud muy dañino, el pueblo comenzó a despoblarse. Desde entonces, transformó su principal actividad en el turismo.

Mirá también

El lugar cuenta con varios ríos cristalinos, como el Jaime, callecitas de tierra y senderos para hacer caminatas y cabalgatas. También se pueden visitar los cerros Yerba Buena, Velis y Poca. 

También se puede pasear por su casco céntrico y visitar algunos de sus edificios más importantes como la Iglesia Inmaculada Concepción de María.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com