Cobra impulso una mina histórica en Ullum casi del mismo tamaño que Gualcamayo

En la empresa Golden Mining estiman que la prefactibilidad del proyecto podría estar para principios del 2022.

Una mina histórica de oro y plata en la provincia, que tuvo una importante actividad en la segunda mitad del siglo XIX, y casi del mismo tamaño que la jachallera Gualcamayo, actualmente en explotación, podría entrar en etapa de prefactibilidad, es decir tener el plan de trabajo diseñado para entrar en producción, en los primeros meses del 2022, según comentó Sergio Rotondo, presidente de Golden Mining. Se trata de la empresa que tiene la concesión del proyecto y lleva ya casi dos años de trabajo en Ullum, donde está el yacimiento.

«A dos años de haber empezado a trabajar en Hualilán nos ha dado muchas satisfacciones porque es un proyecto que ya tiene 50.000 metros perforados con nuestra compañía, con un promedio de entre 6.000 a 8.000 metros por mes. Eso hizo que el año pasado tuviéramos el récord de perforación en el país y seguramente que este año lo vamos a poder superar ampliamente», dijo el presidente.

Rotondo es fundador y presidente de Golden Mining desde 2017, subsidiaria en la Argentina de Challenger Exploration, empresa minera multinacional australiana que cotiza en la bolsa de ese país. Es también Chief Operating Officer de Challenger Exploration desde 2019, a cargo de las operaciones de las minas que tiene la compañía en el mundo, según publica el diario Perfil.

«Con las últimas perforaciones hemos descubierto con nuestro equipo diferentes tipos de mineralización, nunca tenidas en cuenta. Podemos decir que descubrimos un Hualilán diferente, porque a lo que todos conocían le hemos agregado un tonelaje mucho mayor que está en estudio. Se trata de mineralización en tacita, que agrega una mineralización de baja ley, pero de mucho volumen, al estilo porfídico», comentó.

La otra buena noticia que tuvo la empresa fue que en la sesión del jueves de la Cámara de Diputados quedó aprobada la aceptación de la oferta de trabajo y económica efectuada por la empresa para la exploración del área denominada Ayen, ubicada en Ullum y contigua a donde está el yacimiento Hualilán. Fue con la intervención del Instituto Provincial de Exploraciones y Explotaciones Mineras. Se trata de un área de unas 2.000 hectáreas, aproximadamente.

Rotondo dio a conocer que «hay mineralización en todas las direcciones y en profundidad y por ende queda mucho trabajo por hacer, pero lo hecho hasta ahora nos pone en una posición de seguir explorando para en algún momento poner en producción Hualilán».

Sobre las inversiones calculó que están aportando alrededor de un millón de dólares por mes en la exploración y adelantó que prevén avanzar con la prefactibilidad para fin de año, pero para la «la factibilidad hace falta una dimensión más cabal del proyecto, y ahora nos han otorgado una nueva área, que hay que explorar. Creemos que tenemos unos 150.000 metros de exploración por delante». Por eso estimó que a principios del 2022 podrían avanzar con la prefactibilidad.

«Hay que dimensionar una planta para un volumen determinado, pero nuestro compromiso es poner en producción la mina más grande que se pueda», sostuvo el presidente.

Todavía no está determinado qué tipo de mina será ni qué sistema de procesamiento van a utilizar. «El tipo de mina todavía se está estudiando y podríamos hablar de flotación, pero sería pronto para hablar de procesos», explicó. En ese sentido agregó que en la zona hay dos tipos de mineralización, una en tacita, que es de baja ley y de gran volumen, y otra mineralización histórica que es de manto, que es con minería subterránea.

Sobre la nueva área que les acaban de entregar indicó que «se trata de un área que nunca ha sido explorada, contigua a Hualilán. Tenemos un plan muy ambicioso para explorarla, para poder empezar a trabajar en las próximas semanas».

Construcciones. Todavía se conservan, aunque muy deterioradas, algunas edificaciones de lo que fue la mina ubicada en el departamento Ullum.
  • Un viejo hito de la historia minera de la provincia

El distrito minero «Gualilán», como está asentado en el Catastro Minero, está ubicado en la precordillera ullunera, a 120 km al nornoroeste de la ciudad capital y a una altura de 1.649 msnm.

La explotación comenzó antes de 1561. Pero entre 1872 y 1875 se desarrolló el período de mayor actividad. Se efectuaba tanto la explotación como el tratamiento del mineral.

En 1955 la Compañía Minera Los Marayes extrajo 10.000 toneladas de mineral. En 1959 Meteor SAIC trabajó relaves. Luego de un período de inactividad la Compañía Minera Aguilar efectuó estudios geofísicos. Entre 1985 y 1995 Lixivia SA trabajó en la zona de oxidación del depósito. Luego el yacimiento fue estudiado por diversos especialistas hasta el año 1992.

Los elementos predominantes en el yacimiento son el oro y plata, con elementos subordinados como cobre, zinc y plomo.

Así como las Ruinas de Hilario, las ruinas de Hualilán conforman parte de los vestigios de la historia minera local y por tanto fueron oportunamente declaradas patrimonio histórico provincial. Las antiguas minas de oro ubicadas en el departamento de Ullum, que en otras épocas pertenecieran a Valle Fértil, fueron una importante explotación de la provincia en la segunda mitad del siglo XIX, donde ya desde la época colonial se realizaban explotaciones.

Según el libro «Oro y Plata de San Juan» de Mabel Benavidez de Albar Díaz, desde 1863 las minas fueron trabajadas por la empresa inglesa «Anglo Argentina para la Explotación de las Minas de San Juan Ltda» gestionada por Rickard y luego por otra del mismo origen llamada «Compañía Argentina», pero en ambos casos los métodos de explotación no fueron adecuados y se paralizaron las actividades. Sus instalaciones como el equipamiento de motores a vapor y molinos, así como construcciones para laboratorios, oficinas y viviendas, conformaron un ícono de la minería argentina.

En 1914 las minas tomarían trascendencia otra vez cuando el minero Guillermo Howel instaló una planta de cianuración con tanques para el tratamiento de los relaves generados por las compañías inglesas entre 1872 y 1875. En estas fechas, los ingleses montaron el establecimiento metalúrgico de Hualilán.

Ahora, después de años de abandono, la mina vuelve a la actividad.

Diario de Cuyo

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2024. Huella Minera. Derechos Reservados.

mega888