mega888 mega888 Cornejo: “Estamos tratando de reactivar Vale” - Huella Minera

Cornejo: “Estamos tratando de reactivar Vale”

El gobernador anticipó que desde agosto habrá evaluaciones en tercero y séptimo grados. Adelantó que son intensas las gestiones con la Nación por VALE y es optimista en tener novedades en breve. Ingreso unificado con San Luis en Desaguadero, la vuelta de las mediciones y cobertizos camino a Chile, entre sus anuncios.

Luego de cumplir sus primeros seis meses de gestión el gobernador Alfredo Cornejo mantuvo un largo y distendido diálogo con Diario Jornada.

Allí hizo un balance de su gestión y las metas para lo que resta del año. Pero también fue oportuno penetrar en el pensamiento del ocupante del sillón de San Martín para entender su carrera política, que lo ha llevado desde la militancia universitaria en Franja Morada a legislador provincial y nacional, ministro en dos carteras distintas, intendente de Godoy Cruz, hasta llegar a ser el quinto gobernador radical en la historia de Mendoza.

“Es difícil definir el perfil de uno mismo sin caer en lugares comunes, pero ante todo yo me considero un jugador de equipo en la política y pongo todo el esfuerzo donde me toque jugar. Siempre he trabajado así y esa característica me ha hecho aparecer más como un operador que como un ejecutor. Por lo tanto no me propuse ser intendente ni gobernador en sí, no se me pasaba por la cabeza. Pero a lo largo del tiempo sí he percibido en el ejercicio de la cultura cívica y teniendo en cuenta la relación con el ciudadano y lo que a veces éste piensa, que los lugares que tienen prestigio per se son los ejecutivos. O sea que la gente advierte que ese cargo hace tales cosas como recoger la basura o cuidar el alumbrado público y le atribuye a esa figura virtudes y defectos en función a algo concreto. Los cargos legislativos o de gabinete aparecen como gente que es asistente de o ayuda a tal o cual proyecto y en general tienen un nivel de deterioro de prestigio mayor. Yo soy una persona que tiene vocación por lo público y además soy feliz haciendo esto”, sostiene con claridad Cornejo, para ampliar luego sobre la relación de la política y la gestión pública: “La única forma de mantener en pie el prestigio de la política es que las instituciones cumplan bien sus funciones y por eso estoy también enfocado en la gestión.

¿Por qué se buscan respuestas fuera de la política?

Porque las instituciones de la política no dan respuesta. Esto nos lleva a ver que hoy hay una gran dificultad en Argentina y en Mendoza en los temas de gestión, no se los aborda y entonces se trata de hacer show sobre algo y lo que espera la persona es que se aborden esos temas o dificultades. La gente quiere que por lo menos el Estado tenga la vocación de resolverlos.

¿Qué saldo hace de los primeros 6 meses de gobierno?

Primero debo decir que estoy enfocado en todos temas de gestión pero con un marco macroeconómico que es el del país. Mendoza tiene pocos instrumentos de política económica como para torcer el rumbo de la economía, por lo tanto es muy dependiente de que la economía nacional funcione. En la provincia se está haciendo un ajuste de la economía que no sólo es achicamiento de gastos sino equilibrando algunas variables y el resultado de eso esperamos que salga bien pero hoy todavía no es un buen momento.

En Mendoza teníamos que hacer las cosas que estamos haciendo al margen del rumbo nacional, que era ordenar el Estado y cambiar la cuenta de gastos corrientes que fue muy amplia -de más del 90%- y una cuenta de inversión que fue muy pequeña.

Hoy veo las noticias de los pozos derivados de las lluvias, el conflicto del zoológico y no niego que son temas que son noticia, pero son el resultado de años de desinversión o de poca inversión. Durante muchos años el Estado ha invertido poco y ha gastado mucho en gastos corrientes, prácticamente en el gobierno anterior lo poco que se invirtió era con fondos que venían de afuera en pequeñas obras que están a medio hacer y que tengo que terminar yo y encima pagarlas.

En ese marco, podemos decir que estamos ordenando con logros muy pequeños pero que son significativos. Quizás un ejemplo sea el de Santa Rosa, que ha cambiado de gobierno y de a poco se está normalizando, poniéndose al día, pero con la misma plata que había, no se le está dando más.

Ésta es la agenda de la buena administración, que se había olvidado en Mendoza durante algunos años y es la que hay que volver a tomar.

Más allá de que el gobierno no tenga planificada una gran obra hay anuncios concretos de la Nación que incluyen a Mendoza con algunas obras importantes.

¿Qué expectativas hay de esto?

Estamos trabajando con el gobierno nacional en obras que son estratégicas con inversiones muy grandes. Por ejemplo, con el Corredor Bioceánico el proyecto prevé por un lado modificar el Arco de Desaguadero preservando la estructura histórica y unificando todo allí, el Iscamen y el control de Policía de Mendoza y San Luis. Más acá estamos por licitar un proyecto de obra que es la Variante Palmira hacia Luján, una ruta que bordea el río Mendoza, es un proyecto que tiene años y que ya se encuentra con los terrenos expropiados para tal fin. La idea es que una el ferrocarril con los camiones, es una ruta comercial muy importante.

Luego hay tres lugares donde se haría doble vía ya en Ruta 7, que son la curva de Guido, la de Soberanía y el propio túnel del tren.

La idea es que haya una doble vía a Chile y estamos estudiando una tercera trocha en las subidas, además los 16 cobertizos que ya están proyectados. El plazo de ejecución es de 4 a 6 años.

¿Por qué cuesta tanto a los gobiernos estas inversiones que son vitales?

Hoy a los gobiernos no se los identifica con las obras como en el pasado, donde el gasto de personal y el corriente no eran tan altos y dejaban oportunidad al gasto para la inversión. Durante la gobernación de Francisco Gabrielli se hizo el Dique El Carrizal, pero para hacer Potrerillos tuvieron que pasar cuatro gobiernos. Hay que comprender que la falta de inversión tiene orígenes y no sólo ver las consecuencias.

¿Por qué es tan difícil qué funcione el Estado?

En los últimos 20 años el gasto corriente fue creciendo y nunca nadie le puso freno. En el gasto corriente el mayor impacto lo tiene el de personal, una vez resuelta la paritaria queda el presupuesto tomado, pero tampoco se pueden echar empleados públicos.

Ha habido un mal manejo del recurso humano y todos los gobiernos han tenido algún tipo de conflicto en este aspecto. De Lafalla en adelante se suspendió la antigüedad, en el gobierno de Iglesias se recortó el 7,5% de salarios, en el de Cobos se restablecieron estas medidas pero por un fallo de la Corte. Durante los últimos dos gobiernos se dieron paritarias mucho más altas que las que podía pagar el Estado y se fue incrementado el gasto corriente. Se dieron aumentos en 2014 y 2015, por ejemplo en Salud, del 42% cuando la inflación fue menor a eso. Esto ha logrado un problema de déficit estructural que sólo se paga con deuda.

Cuando había deuda barata no había problema pero con deuda cara, como fue durante los gobiernos de Jaque y Pérez, se empezó a complicar el gasto corriente sólo la deuda. Hoy estamos reestructurando el pago de deuda que se tomó cuando el dólar estaba a $4, eran créditos a corto plazo para pagar salarios, no obras. Hay que ser consciente que esto no lo va a sacar adelante un solo gobierno, sino que hay que hacerlo sostenido en el tiempo.

El mal manejo de los gastos públicos en los hospitales es un ejemplo. ¿Buscan ponerle fin a esto?

Durante el gobierno de Bordón salió la Ley de Descentralización Hospitalaria, que por entonces sonaba más democrática; el problema es que los hospitales en general han comprado mucho más caros los insumos. Ahora hemos centralizado las compras de los insumos más importantes y le dejamos al hospital que haga la compra del día a día.

Hoy se puede comprar centralizadamente y a escala, es más barato y es lo que pretendemos hacer. Hemos comprado anestesia más barato que el año pasado, inclusive con la carga inflacionaria que ha tenido su precio. Algo se estaba haciendo mal.

Hay un sector de los empleados públicos que mira con resquemor esto y otras decisiones que se tomaron y se toman. ¿Qué les dice?

Pretendemos que el gasto corriente esté bien usado, y veo que los empleados públicos que quieren hacer bien las cosas lo ven con buenos ojos, esa idea dicotómica de que la exigencia a todos los pone mal no es cierto. Hay gente que quiere que haya premios y castigos. Hay un empleado silencioso, que es la gran mayoría, que lo ve bien. Hay servicios del Estado que funcionan por la voluntad expresa de la gente que lo sostiene.

¿Eso sería un Estado chico con apoyo privado, como lo ha manifestado?

Más que chico digo un Estado inteligente. De qué vale tener mucho gasto público si lo empleamos mal. Tenemos más gastos en Educación y sin embargo tenemos peores rendimientos y eso no es nada popular. Popular es que el Estado cumpla sus funciones, que el chico que va a la escuela pública aprenda Matemática, a leer y a escribir. Eso es progresismo, no derecho para todos y obligaciones para nadie y que el chico salga de la secundaria sin saber nada.

 

Tenemos planificado para agosto algo importante. Vamos a hacer una Evaluación Provincial de Matemáticas y Lengua en 3ª y 7ª grado y al cabo de 4 años vamos a ver la evolución.

También se quejan del incremento del desempleo…

Estamos elaborando un índice con cifras provisorias que indican que estamos igual que el año pasado, por supuesto en el empleo formal. No se nota en la calle ni en las cifras un nivel de desempleo como el que dice la oposición, las empresas están aguantando también. Yo leo por ahí Basta de Despidos de empleados públicos. Nosotros hemos despedido nada más que 400 personas que estaban mal designadas, gente que estaba en cargos políticos y habían pasado a planta permanente. Son 400 personas sobre un total de 100 mil.

¿Cuál es el panorama que se avecina para la segunda parte del año en lo económico y financiero para Mendoza?

Estoy relativamente un poco más aliviado porque al tomar un crédito de U$S500 millones tengo cubierto el déficit del año, pero no estoy orgulloso de haber tomado una deuda para cubrir el déficit, aunque peor es no tenerlo. Estamos replanteando la relación con el Banco Nación, vamos a reprogramar para devolver en 5 años el crédito que le dio el Banco a Pérez para pagar los sueldos en los últimos meses de su gobierno, que son $2.200 millones. Estamos cambiando el contrato de agente financiero que va a tener un cupo para créditos para la producción, créditos hipotecarios y que todo lo que opere el Banco Nación en Mendoza quede en Mendoza. Estas cláusulas han sido aceptadas y hay buen diálogo con las autoridades del banco. El Nación y la provincia tenían una negociación despareja, donde lo único que pedía la provincia eran los fondos para pagar los sueldos, sin exigir una política financiera que nos beneficiara.

Gobiernos anteriores hablaban con gran ímpetu sobre cambiar o ampliar la matriz productiva. ¿Tenemos que cambiar?

Mucho se habla que Mendoza debe diversificar su estructura productiva, yo creo que ya está diversificada, tiene por un lado un clúster muy competitivo que es el del vino que tiene eslabones con la metalmecánica, que es otro sector que es intenso porque no sólo le presta servicio a la agroindustria, sino también al petróleo. ¿Podrían ser más competitivas? Sí, claro. En el sector del Turismo se ha crecido independientemente de los gobiernos.

 

Lo que digo es que Mendoza tiene que hacer mejor y a mayor escala lo que ya hace bien y pospuesto, tiene que explorar otras cosas y no cerrarse a nada.

 

En el sector minero, hoy no está prohibido hacer minería en Mendoza, de hecho fue autorizado sin problema Vale, que al final se fue por el dólar y porque le pidieron demasiado desde lo público y lo privado. Estamos tratando mediante gestiones con la Nación la manera de reactivar el proyecto. Los proyectos mineros que deben venir tienen que ser sustentables pero también con jugadores grandes, porque han venido proyectos en manos de intermediarios. El mayor miedo que se tiene de la minería es por el manejo del agua y tienen razón; ahora si hay jugadores que tienen para hacer la inversión, que van a cuidar y que además van a ayudar al sistema para cuidar el agua, el clima es distinto. No hay hoy inversión salvadora de la minería en Mendoza de un día para otro.

Reitero, tenemos que hacer mejor lo que estamos haciendo bien y con mayor amplitud. Ya lo ha hecho y lo sigue haciendo la vitivinicultura.

La gente que llega con el vino es gente de prestigio y eso hay que explotarlo. Cuántas industrias hay en la Argentina que agreguen tanto valor a su producto como lo hace el vino, muy pocas. Está bien, alguien me puede decir que se resta en mano de obra con la tecnología, pero hoy los enólogos, agrónomos son mendocinos, y hay cosechadores locales, y por otro lado todo el movimiento que hay con el turismo del vino en cuanto a los recursos humanos es importante.

¿Hablando de turismo, qué supone el cierre del Aeropuerto?

Lamento cómo ha tratado la opinión pública y hasta un sector del turismo este tema. Ya se sabía que el Aeropuerto estaba mal y hubiese querido que esto se hubiera hecho cuando correspondía pero no se hizo. Lamento que se tenga que cerrar el aeropuerto, pero es necesario.

Pero por otro lado, con esta refacción ya tenemos las aprobaciones para un segundo vuelo a Chile de la empresa Sky y en enero cuatro nuevos vuelos semanales de Copa Airlines a Panamá, LATAM viene con tres vuelos Lima-Mendoza, dos vuelos más de cabotaje, Salta-Mendoza y Rosario-Mendoza y la línea brasileña Gol agrega al que ya tiene a San Pablo uno a Río de Janeiro. Todos implican turismo receptivo para la provincia. Si bien hoy el 15% del turismo llega a través de aviones el que más recurso deja es ese 15%.

¿Qué debe apuntar en su agenda de acuerdo a lo que se viene para el resto del 2016?

Apunto a la mayor eficacia, equipamiento, profesionalización. Estamos buscando con la Justicia cambiar las leyes para dar el impulso para que seguridad y Justicia vayan de la mano.

En Educación, evaluación de la calidad.

En salud, mejorar asistencia en los hospitales y la unificación de bases de datos para ir hacia el legajo digital de las personas atendidas.

 

¿Cuál es la relación con la Nación?

Es de respeto, creo que se están haciendo cosas que se debían hacer. Es una relación equilibrada, somos del mismo espacio político y estoy cómodo con el presidente pero yo tengo que defender a Mendoza y eso lo quiero preservar. En el tema de la Coparticipación nos pusimos firmes, nos ayudó el fallo de la Corte, pero la negociación fue importante y de hecho hemos comenzado con el juicio para cobrar los 5 años para atrás que aún no están prescriptos. Me llama la atención la postura del Frente para la Victoria con respecto a esto cuando ellos ni reclamaron por lo nuestro durante tanto tiempo, me parece injusto que pusieran tantos reparos en firmar este pacto fiscal que fue en dirección contraria de otros que se firmaron con Cavallo o Duhalde en donde se le sacaba dinero a las provincias. Este es dinero de las provincias.

Prácticamente vamos salir a la par de lo que dejamos de percibir por Ganancias e IVA con los que vamos percibir del 3% del 15% de la devolución de la deuda por la Coparticipación.

¿Qué opinión tiene del denominado tarifazo que tanto ha calado en los ciudadanos?

Quiero ser moderado para responder esto. Hay que decir que lo que cuesta hoy comprar gas es producto de la desinversión. Yo recuerdo la polémica cuando se pasó el gasoducto por la Laguna del Diamante, eso se construyó para venderle gas a Chile, finalmente no le vendimos nunca gas a Chile y ahora Chile nos va a vender gas a nosotros y no lo produce, sino que lo compra y lo revende. Cómo habrá sido la falta de inversión en materia de gas que estamos a ese nivel.

Eso tarde o temprano se paga. Hasta tanto no hagamos inversiones vamos a seguir importando y hasta tanto sigamos importando va a haber tarifas muy caras. Por lo tanto el tarifazo a precio del mercado no es tanto pero a precio del bolsillo de la gente sí. Hay sectores que se cuelgan de este malestar para sacar rédito político.

¿Qué dice de esto?

Las tarifas más la inflación afectan directamente al bolsillo de las familias y hay algunos que evidentemente quieren sacar provecho de esto.

Jornada online

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2024. Huella Minera. Derechos Reservados.

mega888