Funcionarios y empresarios del sector energético debaten los desafíos locales

 

Ante el crecimiento de la producción de energías renovables en la Argentina, una delegación de seis empresas suecas visitó Buenos Aires durante dos días para interiorizarse sobre el mercado local con el objetivo de hacer crecer su presencia en el país.

Como parte de las iniciativas de cooperación entre Suecia y Argentina, empresarios del sector energético de ambos países y funcionarios nacionales disertaron hoy sobre los desafíos del país en materia de energías renovables y las oportunidades de inversión en el país en el sector energético, en un seminario organizado por Business Sweden y la Embajada de Suecia en Argentina, en el marco de la misión comercial al país de una delegación de seis empresas suecas.

El encuentro contó con la participación del subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind; la embajadora de Suecia en Argentina, BarbroElm; el director regional de Business Sweden, Johan Andersson; el abogado Juan Cruz Azzarri; el experto en Energías Renovables del Centro de Sustentabilidad (CESUS), Nicolás Brown;el presidente ejecutivo de la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA), Emiliano Chaparro; y representantes de las empresas ABB, SKF, Siemens, y también Metrum, CueDee y Solvinaque están evaluando la posibilidad de empezar a operar en la Argentina.

Durante un panel titulado “Desafíos del sector energético: calidad, sustentabilidad y regulación”, el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, destacó que desde el Gobierno están apoyando distintos proyectos de los cuales cinco ya están en operación comercial y 25 están en plena fase de construcción. “Se ha hecho muchísimo, pero recién estamos empezando. Nos da mucho aliento ver que las iniciativas están en marcha, son datos concretos que hablan por sí mismo”, señaló Kind quien celebró la iniciativa y la llegada de la delegación sueca a Argentina.

El funcionario, que recientemente anunció junto al ministro de Energía nacional, Juan José Aranguren, la adjudicación de proyectos para producir energías renovables por US$2.000 millones,  puntualizó que las iniciativas que están llevando a cabo responden a estándares de calidad globales con el objetivo de resultar atractivas para inversores extranjeros.  Los respaldos obtenidos por entidades internacionales, como el BID y el Banco Mundial, hicieron que muchas empresas confiaran en esta nueva iniciativa del gobierno de Mauricio Macri.

“Nos hemos propuesto desarrollar un programa de clase mundial y eso significa tener estándares de los mejores, instalar la mejor tecnología, desarrollar un programa con mucha seriedad, porque la manera de poder atraer la inversión internacional, que la necesitamos, es justamente proponer cuestiones de clase mundial. En el mundo hay mucho más interés por entrar en programas de este nivel, con bajas rentabilidades en estructuraciones de largo plazo, que aquellos aventurados que quieren sacar el doble o el triple en programas mal estructurados por el riesgo que presume. Ofrecer 1000 MW y recibir 9400 MW de todo el mundo habla un poco de eso, a tasas que están en un dígito en Argentina, con contratos de 20 años que son cinco gobiernos. ¿Qué pasó? Desarrollamos un programa de clase mundial”, dijo Kind.

Por su parte, el director regional de Business Sweden, Johan Andersson, explicó por qué el sector energético de la Argentina es atractivo para Suecia, un país que tiene un 53% de producción de energías renovables. “La Argentina representa un mercado de 40 millones de

Expectativas de crecimiento de las empresas suecas en Argentina

consumidores con una demanda insatisfecha de los últimos productos y servicios de venta minorista. Su potencial diversificación económica abre oportunidades para las empresas suecas en diferentes sectores, especialmente en infraestructura, energía y transporte, que esperan atraer grandes inversiones en el mediano plazo. Existe una nueva percepción del mercado, que elimina la sensación de alto riesgo y brinda nuevas oportunidades a la atención, respaldada por una fuerza de trabajo altamente competitiva y calificada que hace de la Argentina un mercado prometedor y estratégico en la región”, explicó Andersson.

La delegación Sueca de Energía estuvo conformada por seis empresas, tres de ellas – ABB, SKF y Siemens- tienen operaciones de larga data en el país. De las restantes, Metrum,CueDee y Solvina tienen un interés real en invertir en la Argentina.

Durante su visita a Buenos Aires, los representantes de estas empresas se interiorizaron sobre el sector energético en Invest Argentina y realizaron luego worskshops con CAMMESA, ENRE, y Pampa Energía, y se reunieron con otras empresas del sector. También se reunieron el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

Según una “Encuesta de Clima Empresarial” realizada por la Embajada de Suecia en Argentina y Business Sweden entre las empresas suecas que ya están en la Argentina, el 95% de las empresas suecas cree que el período 2017-2020 es favorable para invertir en la Argentina.

El resumen del sondeo realizado, demuestra que la nueva administración ha transformado rápidamente la economía de Argentina y la ha puesto en camino al crecimiento sostenible. Aunque persisten los desafíos, un entorno empresarial en mejoría y un fuerte interés de los inversores respalda oportunidades sustanciales en energía, minería e infraestructura, entre otras industrias.

La percepción real del clima empresarial es mucho más positiva que en los últimos años. El corto y el medio plazo parece ser el mejor momento para saltar al mercado argentino; y continuará mejorando, según las impresiones de las compañías suecas.

SUECIA EN ARGENTINA

En la actualidad hay más de 30 empresas suecas que tienen una sede en Argentina y muchas de ellas han cumplido más de 100 años en el país. Además, más de 50 otras marcas suecas están presentes en el mercado. Hoy mantienen más de 25 000 puestos de trabajo en la Argentina; mientras un tercio de ellas genera más de 100 millones de dólares anuales en facturación por empresa.

ENERGÍA EN SUECIA

Hechos importantes. Más del 50% de la producción de energía en Suecia proviene de fuentes hidroeléctricas, energía eólica y solar. Pese a las distancias entre las zonas de producción de la  energía hidroeléctrica y los hogares y las industrias, los cortes de energía son extremadamente raros en Suecia y promedian alrededor de 90 minutos por año.  Suecia ha invertido exhaustivamente en la búsqueda de fuentes de energía alternativas y alcanzó su meta de tener un total de 50% energía renovable en 8 antes de la meta del gobierno sueco y es el país con mayor porcentaje (52%) de generación renovable dentro de la Unión Europea.

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2021. Huella Minera. Derechos Reservados.