mega888 mega888 Olaroz, la estrella del litio se agranda

Olaroz, la estrella del litio se agranda

Cristian Saavedra, es desde mediados del 2015, el nuevo gerente General de Sales de Jujuy. Es chileno y, si bien en su país no trabajó en la industria del litio, tiene una experiencia de más de diez años en la minería del yodo, la cual presenta algunas similitudes en el proceso técnico y químico con el “oro blanco”.  Confiesa que en Chile le ha tocado codearse con ejecutivos de primer nivel de empresas de litio que no confiaban en que la Argentina algún día sería productora de este mineral, pero sostiene que nuestro país tiene excelentes profesionales y grandes reservas que demuestran lo contrario.

Según Saavedra, en Sales de Jujuy siguen con los planes de consolidación del proyecto, pero en paralelo analizan cuestiones a corto plazo porque estiman aumentar la producción a 1500 toneladas de litio por mes, lo que implica más de 7000 toneladas año. Asegura que hay mucho por hacer en materia de puesta en marcha de proyectos de litio en la Argentina y que la empresa tiene una enorme expectativa de producción con el proyecto Olaroz,  que puede llegar a 20 años o más.

-¿Cómo encontró Sales de Jujuy al asumir la gerencia y qué desafíos se le plantearon?

-Vi un proceso moderno, una empresa con mucha inversión y que encara con seriedad sus proyecciones. Me tocó en este período experimentar la suba del precio del litio y eso nos generó una presión adicional, además de un desafío en el proceso,  lo cual estamos resolviendo día a día. Contar con nuestro socio Toyota y el Joint Venture que tenemos con ellos, nos genera un buen piso incluso desde el lado financiero para poder encarar los proyectos. El proceso de mejora de nuestra planta que estamos encarando va muy bien porque contamos con un equipo de profesionales muy competentes. Además nos hicimos del know-how  de colaboradores que vienen de Chile, con lo cual los resultados son notorios: hemos ascendido en los últimos meses a una escala acelerada de producción y esperamos el diseño para lo que resta del año.

-¿Qué planes tiene Sales de Jujuy para este segundo semestre del año y su proyección a 2017?

-En términos de calidad, los objetivos están prácticamente cumplidos. Pretendemos indagar en volúmenes después de lograr el volumen de diseño, es decir, ir  más allá de los recursos que tenemos actualmente. El Grupo Orocobre, tal como fue anunciado por nuestro Chairman, tiene perspectivas de crecimiento, tiene el recurso y know how para hacerlo. Tenemos una base muy sólida desde el punto de vista de las comunidades y del manejo de los proveedores locales. Es una empresa muy enfocada en lo social, podríamos decir que es “muy jujeña”, lo cual nos permite,  con socios locales, crecer y proyectarnos mucho más.

-Desde el grupo inversor que los acompaña, ¿Qué expectativa les genera la suba del litio y el potencial que tiene el país?

-Los inversores están felices en todo el mundo. En nuestro caso, que estamos en plena producción y considerando los precios altos, sumado a los planes de aceptación mundial de los vehículos motorizados con baterías de litio, están muy satisfechos, pero también creen que hay mucho por hacer con el litio argentino.

-¿Cómo es la relación con el Gobierno local a través de JEMSE?

-La relación que tenemos con el Gobierno Jujeño se enmarca a la idea de integración total del Grupo Orocobre. Es una relación fluida, permanente, franca, pero sobre todo muy asertiva. Por supuesto que, como socios, debemos apoyarnos para que tanto esfuerzo se materialice en más producción, más trabajo y mejoras para las comunidades.

-En este escenario esperanzador que suma el apoyo del Gobierno Nacional y local, ¿Cómo ve el futuro de  este mineral?

-Sin duda que es positivo. Hay una anécdota que recuerdo de hace unos siete años atrás cuando me crucé con un gerente General del litio chileno que me dijo que la Argentina no iba a producir litio porque los costos chilenos eran extremadamente mejores y no iba a poder competir con eso.  Hoy tengo la certeza absoluta de que Argentina tiene todas las condiciones para mantener y liderar el negocio del litio a nivel mundial.

-Y la demanda… ¿Qué pasará cuando exista más competencia?

-El futuro es bueno para todos porque el volumen es escaso. Hace pocos meses nos visitó un inversionista y me llamó la atención cuando nos comentó acerca de los estudios que realizaba en cuanto a proyecciones y cálculos de la producción del litio a nivel internacional y nos decía que no veía el litio necesario para la demanda que podría existir. Pensemos que nuestro proyecto es equivalente al crecimiento de un año. Por lo tanto, la producción de litio aún es escasa y esto le marca un desafío al país. Argentina necesita buenos socios para emprender bien. Por otro lado tenemos que seguir a la demanda, porque sino se activan los planes alternativos. Es una responsabilidad común de generar un crecimiento sostenido.

-Respecto a la especialización de RRHH para trabajar en litio ¿Cómo se maneja la compañía?

-Yo vengo de Chile y trabajé diez años en la minería chilena. No soy formado específicamente en la minería del litio, sino que vengo de la industria del yodo, que desde la parte técnica y química puedo aplicar mi experiencia. Realmente no tenía idea del litio, salvo en lo que refiere a bombas o equipos que son similares. No importa cuál es la formación original, nosotros tenemos operadores de formación básica, a los cuales les estamos entregando documentos muy didácticos pero también muy ingenieriles, que fueron desarrollados en conjunto con la Universidad Nacional de Jujuy. Con esto hemos logrado que todos vayan adquiriendo y desarrollando estos conocimientos. La realidad es que todos seguimos aprendiendo y nos ponemos a disposición del resto de nuestros compañeros.

En estos meses que me ha tocado liderar Sales de Jujuy he visto cómo los profesionales argentinos rinden de una manera notable. Son profesionales muy comprometidos. Si uno logra un dialogo con la gente como el que tenemos nosotros en la empresa, Argentina puede hacer mucho.

-El Grupo Orocobre tiene como estandarte el desarrollo comunitario, sobre todo de comunidades originarias…

-Si, tenemos un diálogo muy fluido, permanente y sistemático con las comunidades. Con distintos recursos hemos logrado que nuestros planes, sus planes  e intereses se cumplan. Actualmente contamos con una dotación de 200 empleados, de los cuales el 80% provienen de comunidades cercanas al proyecto. Por esta razón, si  hablamos de empleo, por ejemplo, cada vez que contamos con vacantes de puestos, damos garantía de que esas vacantes serán ocupadas por personas de la comunidad. Estamos promoviendo por distintas vías el desarrollo de gestión de empresarios locales y el apoyo a la educación de nuestro personal y su familia, incluso a nivel de negociaciones colectivas. Sostenemos que todo este trabajo genera compromisos y relaciones a largo plazo.

También desarrollamos cursos de gestión para quienes quieran emprender, no sólo con nosotros, sino con cualquier empresa o iniciativa comunitaria, y que puedan contar con las herramientas para hacer competitivo el producto que comercialicen.

-La Gerencia de Valor Compartido prevé nuevos planes para acercar a las familias de los mineros al proyecto ¿De qué se trata?

-Tenemos mucho más que el compromiso de personas contratadas de las comunidades. Ellos equivalen a un número de familias y por lo tanto queremos llegar a su interior, para que vean el nivel de desarrollo en el que están insertos sus padres, madres, tíos, hijos, etc. Junto con la Gerencia de Valor Compartido se trabajará en distintas actividades tendientes a generar inclusión y acercar a la familia al proyecto.

-¿Cómo imagina el impacto a la comunidad una vez que Sales de Jujuy termine con su producción?

-Me encanta esta pregunta, ya que nosotros queremos trascender precisamente en este tema. Si en algún momento llegase a cerrar nuestra planta o se terminara la producción, nosotros queremos que la comunidad sea competitiva,  que aprendan y puedan desarrollar otras industrias. Esto es un trabajo que hacemos a diario, con todos los cursos y planes de capacitación que generamos desde Valor Compartido. Tenemos una visión a largo plazo con las comunidades y por ello queremos darles herramientas para que no dependan únicamente de la producción minera, y que puedan generar sus propios proyectos y emprendimientos.

 

 

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2024. Huella Minera. Derechos Reservados.

mega888