Nación propone crear un polo minero conjunto entre San Juan y La Rioja

El Gobierno nacional intenta poner fin a las peleas y batallas judiciales entre sanjuaninos y riojanos por sus recursos mineros, y propuso que ambos trabajen juntos, como un solo distrito y respetando los ingfresos y regalías de cada uno.

El secretario de Minería, Alberto Hensel, resaltó la oportunidad de crear un polo productivo regional minero entre San Juan y La Rioja para “ayudar al desarrollo de la actividad, sumando potencialidades y garantizando los impuestos y regalías”, en una avanzada para poner fin a las peleas interprovinciales.

En ese sentido, Hensel consideró que su creación “permitiría la diversificación de la matriz productiva, el desarrollo de la cadena de valor y los servicios compartidos, la consolidación de infraestructura y el incremento de las exportaciones de bienes y servicios hacia otros países de la región”.

Con la propuesta, Hensel respondió al pedido del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, de participar en el cobro de las regalías e impuestos que a futuro generará el proyecto Josemaría en San Juan.

El funcionario explicó que, respetando los impuestos y las regalías que corresponden a cada provincia, la asociación posibilitaría compartir “todo el resto de las oportunidades que proyectos de semejante magnitud generan como fuertes demandantes de caminos, redes eléctricas, reparaciones, provisión de bienes, insumos y productos”.

Esta sinergia de oportunidades hará necesario, también, constituir uniones de empresas pymes mineras y de proveedores, pero respetando el principio refrendado por el presidente Alberto Fernández de que “los recursos naturales son de las provincias donde están estos recursos”.

“El planteo del gobernador de La Rioja altera el orden jurídico minero, en tanto es un proyecto desarrollado en territorio sanjuanino sobre la base de decisión política, políticas de Estado, esfuerzo, promoción internacional y búsqueda de inversores realizado íntegramente y desde hace muchos años por el gobierno de San Juan”, aseguró Hensel.

Y enfatizó: “si la decisión política de La Rioja es el desarrollo de su potencial minero -cosa que celebramos y compartimos- debiera pensarse en aprovechar la experiencia de las provincias que han hecho de la minería una política de Estado y, en este caso, constituir un Polo de Desarrollo Productivo Minero Regional entre San Juan y La Rioja y, en vez de restar, sumemos”.

Josemaría es un proyecto minero pórfido de cobre y oro localizado en el extremo noroeste de la provincia, sobre la cordillera iglesiana frontal a 4.295 metros sobre el nivel del mar, 410 kilómetros al norte de la capital de San Juan y 10 kilómetros de la frontera con Chile.

El secretario Hensel consideró que “un polo productivo regional es el espacio organizativo, en el cual, a través de una estrategia de convergencia de políticas y acciones de naturaleza industrial, consensuada por los sectores públicos y privados, se logre la reconversión y el crecimiento de una determinada zona geográfica y sector de actividad”.

“Es una formación común organizada desde las políticas de gobierno juntamente con el acompañamiento de las respectivas Cámaras de Empresas Mineras y de Proveedores Locales y otros organismos públicos y privados del sector o conexos con el mismo, para brindar servicios, generar empleos, favorecer la gestión y proveer suministros a varios emprendimientos mineros, al tiempo que busca reforzar su cadena de valor”, precisó.

Nación hizo su propuesta formal. San Juan y La Rioja tienen ahora la palabra, para saber si firmarán la paz y se asociarán, o si seguirán su eterna pulseada por los recursos que genera la actividad minera; un punto en el que hasta ahora no lograron ponerse de acuerdo, y que por cierto involucra varios miles de millones en el medio.

Esquiú

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2021. Huella Minera. Derechos Reservados.