mega888 mega888 La repentina crisis de YMAD - Huella Minera

La repentina crisis de YMAD

Desde su creación, hace ya 58 años, la empresa Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) es la primera vez que experimenta…

Desde su creación, hace ya 58 años, la empresa Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) es la primera vez que experimenta una parábola tan vertiginosa: de haber embolsado y distribuido cifras millonarias en ingresos y utilidades pasó, en pocos meses, a retacear un aumento paupérrimo de sueldos a sus trabajadores. En los tiempos de la fiebre del oro y la plata, en la segunda mitad del siglo pasado, YMAD era una empresa pujante con la producción de su complejo industrial Farallón Negro, en Belén, que aún tiene una vida útil proyectada de al menos una década. Y cuando se convirtió en socia del proyecto Bajo La Alumbrera, sus números fueron más florecientes que nunca. Según el reporte de sustentabilidad de Minera Alumbrera de 2014, desde que comenzó el proyecto, en 1997, YMAD recibió en su carácter de socia más de 1.300 millones de dólares, de los cuales el 60% (que es el porcentaje que le corresponde a Catamarca) llegaron directamente a las arcas del Estado provincial.

Aparte de eso, Catamarca tuvo ingresos por las regalías generadas por la explotación que superaron los 663 millones de dólares. A fines de 2015, cuando se informó que tanto Bajo La Alumbrera como Bajo El Durazno concluirían sus actividades a mediados de 2017 –aunque ahora se extendería un año más-, el Gobierno provincial proyectó una disminución de sus ingresos en el Presupuesto de este año y otro tanto hizo YMAD por su lado. Sin embargo, de la caída de ingresos al rojo total hay un largo trecho.

Uno de los tantos sorprendidos por la nueva situación fue el intendente de Belén, Daniel Ríos, quien luego de reunirse con el presidente de YMAD de la gestión Macri, Santiago Albarracín, aseguró: «Nos dijo que están en bancarrota”. Y agregó: «Nos pintó un panorama desolador por la situación de YMAD y esto nos llenó de preocupación porque el departamento Belén es el que debería tener mayor injerencia en la problemática minera. Queremos ser parte de las conversaciones; hoy todo es un secreto de Estado y corresponde que todos estemos informados acerca de lo que sucede».

La misma sensación de falta de transparencia expresó formalmente el senador de Tinogasta, Bernardo Quintar, quien presentó un pedido de informes dirigido a la Secretaría de Minería sobre aspectos puntuales del plan de extracción de minerales y de los informes de impacto ambiental, y otro pedido para el Ministerio de Hacienda, al que le pide un detalle de los importes que por utilidades YMAD depositó al Tesoro provincial en el período 2010-2015, y cuál fue el destino de ese dinero. Para Quintar, al igual que Ríos, es «necesario conocer cómo es el funcionamiento de YMAD».

Y contrastó esta actitud con Minera Alumbrera, al indicar que mientras esta empresa «difunde ampliamente su actividad, sus balances, sus acciones de responsabilidad social y permanentemente da a conocer su tarea, YMAD permanece en un silencio que llama la atención y la mayoría de la comunidad catamarqueña desconoce sobre su actividad».

De hecho, ni siquiera los trabajadores de Farallón Negro creen los lamentos de la empresa por su «grave” situación financiera. El martes último, al cabo de una audiencia de conciliación en la que aceptaron, a regañadientes, un incremento salarial del 22% en dos tramos para este semestre y el compromiso de sentarse nuevamente en septiembre para ver cómo siguen, los delegados de AOMA, el gremio de los mineros, aclararon que firmaban con la condición de que YMAD les muestre los balances en breve.

Los números de la empresa, en efecto, son una intriga para todos. Porque de acuerdo con información extraoficial, a fines de 2015, la nueva gestión de la empresa habría ingresado con reservas de casi 1.000 millones de pesos. Un margen de maniobra más que aceptable para pilotear el cierre de Alumbrera y los bajos precios del mineral en los mercados internacionales. No obstante la incertidumbre que existe en el plano laboral y en el ámbito político sobre el estado real y concreto de las finanzas de YMAD, los directores designados por la provincia de Catamarca en la conducción de la empresa persisten en ocultar la información que todos reclaman. Ellos son, en rigor, los principales responsables de transparentar la situación de una empresa «interestadual” que existe exclusivamente por obra y gracia de la extracción de los recursos no renovables del suelo catamarqueño.

 

Ancasti

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2024. Huella Minera. Derechos Reservados.

mega888