Los subsidios a la energía cayeron casi 14% en el primer trimestre

 

Los subsidios del Estado al sector energético experimentaron en el primer trimestre una baja acumulada de 13,7% en términos reales, con respecto a diciembre, mientras en el mismo período la balanza comercial sectorial recortó su déficit en 39,3%, informó el Instituto Argentino de Energía General Mosconi (IAE).

«Los subsidios energéticos han crecido poco en términos acumulados para el año 2017 respecto a 2016», resaltó el informe mensual del IAE, tras precisar que en marzo fueron de $ 12.268 millones, 19,1% más que un año atrás, en valores nominales.

Las transferencias corrientes, precisó por otra parte la entidad, aumentaron 19,1% interanual, mientras que en el cálculo acumulado para el primer trimestre lo hicieron en un 14,3% respecto del mismo período del año pasado.

«Esto implica menores subsidios por la suma nominal de $ 1.969 millones » para el mes de marzo último, y adicionalmente, se observa una caída en términos reales en el primer trimestre, frente a enero-marzo de 2016, de $ 2.777 millones menos a moneda de diciembre, agregó el IAE.

En cuanto al desagregado de los subsidios, Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) tuvo una ejecución nula en el trimestre, mientras las ejecuciones presupuestarias positivas fueron para Enarsa, de $ 2.000 millones; el Plan Gas, $ 11.926 millones; el fondo fiduciario para el consumo de Gas Licuado de Petróleo; el Ente Binacional Yacyretá; Yacimientos Carboníferos Rio Turbio; y otros beneficiarios sin determinar.

Las transferencias para gastos de capital, en tanto, fueron en marzo de $ 2.910 millones, lo cual implicó un monto nominal 3,5 veces mayor al de doce meses atrás.

En términos acumulados las transferencias de capital al sector energético, a fin de solventar las inversiones, aumentaron 337%, desde $ 850 millones a $ 3.720 millones.

Los ítems con mayor ejecución presupuestaria a marzo pasado fueron: Nucleoeléctrica, con un incremento del 52,1% ($ 928 millones); Enarsa ($ 800 millones); el Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal ($ 332 millones); YCRT ($ 66 millones); y otros beneficiarios sin determinar ($ 784 millones).

En cuanto a la balanza comercial energética, el IAE precisa que en marzo el rojo fue de 161 millones de dólares, frente a $ 270 millones en igual mes del año pasado (-40,4%).

La tendencia declinante en la materia se explica por el hecho de que hubo en el mes un aumento de las exportaciones de combustible y energía en términos interanuales (17%), mientras que las importaciones de combustibles y lubricantes tuvieron una caída importante (20,7%).

«Esta dinámica se replica en el cálculo acumulado, donde las exportaciones han crecido 37,2% mientras que las importaciones se redujeron un 1,5% respecto al primer trimestre del año 2016», resalta el IAE.

La mejora en la balanza sectorial obedece en gran medida al repunte de precios de los productos exportados, ya que el valor de los combustibles y energías enviados al exterior creció en marzo un 38,5% interanual, mientras para el primer trimestre la suba fue de 40,8% frente al mismo período de 2016.

Esa performance permitió más que compensar las caídas en los volúmenes colocados, que fueron de -15 y -2,3%, respectivamente, puntualizó el IAE.

Ámbito

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2021. Huella Minera. Derechos Reservados.