Polémica por libros pro mineros


La noticia la dio a conocer ayer DiarioHuarpe.com, y fue tanta la repercusión que el tema no sólo estalló en las redes sociales, si no que llegó a los medios nacionales. La publicación de tres libros de cuentos infantiles cuyo uno de sus objetivos es promocionar la minería entre los chicos de entre 5 y 8 años desató la polémica.

Estos libros son autoría de la escritora Alejandra Araya, están auspiciados por la Cámara Minera de San Juan y cuentan con el aval del Ministerio de Minería. La polémica no tardó en llegar y la iniciativa cosecho adhesiones por un lado, y críticas por otro.

En este sentido, quien se expresó fue la presidenta del Fundación Ciudadanos Independientes (FUCI), Silva Villalonga. En diálogo con este medio, la titular de la FUCI dijo que “si bien estamos en un país con libertades, creo que estas publicaciones son muy tendenciosas, muy de lavado de cerebros para niños tan chicos“.

Según Villalonga, publicar estos libros dirigidos a los niños “me parece algo nazi, absolutamente totalitario. Alguien no puede meter en el cerebro de nuestros hijos una parte de la verdad. Es nocivo y pernicioso esto“.

“No toda la minería es igual y es muy importante saberlo“, afirmó Villalonga y agregó que “está bien promocionar la minería pero también hay que decir los peligros que ella ocasiona“.

Además, Villalonga aseguró que “la Cámara Minera y Alejandra Araya pueden publicar lo que quieran, el tema o lo peligroso está en que vaya a llegar a los niños una cosa sin tener toda la verdad“.

En la vereda de enfrente, el titular de la Cámara Minera de San Juan, Jaime Bergé, defendió la publicación y aseveró que “son cuentos para niños y esto no tiene ningún lavado de cerebros“.

A su vez, Bergé afirmó que “es una cosa absurda decir que esto es algo del nazismo” y agregó que “el objetivo de esto es que los chicos empiecen a conocer la actividad, nada más“.

Respecto de que la propuesta de que se editen otros libros pero contando otras cuestiones de la minería, Bergé fue contundente y afirmó: “Que lo saquen ellos si son capaces. Si tienen el rigor científico para hacerlo, que lo hagan. Nosotros no tenemos ningún problema“.

Para finalizar, Bergé reiteró que esto “de ninguna manera es un lavado de cerebro. Son libros totalmente inocentes que hablan de cosas como cualquier librito de cuentos. De Toy Story hasta la Caperucita Roja, si los mirás del lado adulto son ridículos, estúpidos y manipuladores pero si los ve un niño son cuentos, fantasía nada más“, sentenció.

 

 

Diario Huarpe

Noticias relacionadas

Dejanos un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados a Huella Minera.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com